miércoles, 31 de diciembre de 2008

Feliz Año Nuevo

San Silvestre o el último día del año

Muchas son las cosas que han ocurrido a lo largo de este 2008. Unas han sido buenas. Otras no tanto. Al fin y al cabo ya no son más que retales de una vida que compondrán para siempre el tapiz del año viejo y que darán paso en unas horas a las sorpresas del año que empieza. Inevitablemente, el tiempo seguirá su curso, imparable, y quizá esto sea lo más maravilloso.

Muchas, también, han sido las cosas que os hemos contado desde nuestra Gatera y hoy aquí queremos destacar doce entradas, una por cada mes, como recordatorio de este camino lleno de alegrías y penas que hemos recorrido juntos desde enero a diciembre. Sirva este recopilatorio de escritos como modesto homenaje al bueno de san Silvestre, patrón de los picapedreros y titular del último día de cada año.
Tin, tan, ton... Con estas doce campanadas, el 2008 fenece... Tin, tan, ton... Y nos despedimos así hasta el año que viene... Tin, tan, ton... Aunque os aseguro que la espera será breve... Tin, tan ton... ¡Nos vemos y leemos en el 2009!

sábado, 27 de diciembre de 2008

Y los gatos montaron el Belén

Visitando el día de Navidad uno de los belenes de nuestra ciudad, mis humanos se dieron cuenta de que entre las terrazas y los tejados se escondían unas figuritas muy especiales...


Ahí, donde os indicamos con una flecha y acechando a unas rollizas palomas, se encontraban este par de hermosos gatos que enriquecen la composición de un nacimiento bastante cuidado en cantidad y calidad de animales representados: mulas y bueyes, camellos y dromedarios, corderos y ovejas, gallinas, gallos y pollitos, cerdos y cochinillos, palomas, lechuzas y, para rematar la fiesta, unos cuantos perros y gatos. Como las fechas lo permiten, os dejamos la estampa de estos dos pequeños felinos que nos demuestran con su presencia que los gatos podemos llegar allá donde nos lo propongamos. Y desde aquí hacemos un llamamiento para que el año que viene los gatos cobren un papel todavía más destacado. ¿Quién sabe si algún intrépido belenista ideará una escena de pesebre con felino incluido? Os aseguro que, si se diera el caso, el niño iba a estar bien calentito y perfectamente arrullado.


Si en los belenes de vuestros pueblos y ciudades también participan los gatos, contádnoslo. Y si nos enviáis una foto la publicaremos en el blog. Recordad que nuestra dirección de contacto es gateraderumbo@gmail.com.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad!

lunes, 22 de diciembre de 2008

Una pregunta...

¿Por qué todo el mundo quiere hoy que le toque El Gordo y a mí me tienen a dieta?

domingo, 21 de diciembre de 2008

¡Y llegó el invierno!

Con unas semanas tan frías como las que estamos viviendo, es fácil que la llegada de la estación blanca se confunda con los últimos días otoñales, pero lo cierto es que el invierno ya está aquí. En estas jornadas de bajas temperaturas os recordamos que lo mejor es recurrir a la fuente de calor viviente más cercana (ya sea humana u animal) para reconfortar los ateridos y destemplados cuerpos.

Siguiendo nuestro propio consejo, Noa y yo nos pasamos las horas abrazados y revueltos, componiendo un interesante y siempre equilibrado Yin y Yang gatuno. Otros gatos, en cambio, pasan gran parte del día solos o simplemente no aceptan lo de formar equipo con fines térmicos, tratando por todos los medios de entrar en calor por libre y sin ayuda de nadie. Y eso es precisamente lo que hacían Chiqui y Veva esta misma tarde: disfrutar de la calefacción y dormir a pata suelta, a lo que debemos añadir que es un consuelo que mis abuelitos humanos tengan la casa climatizada, porque a esas dos dormir juntas no les gusta demasiado... Lo importante es sacar calor de donde sea, que no es tiempo de derrochar energía. Así que a disfrutar todos de la estación recién estrenada, aunque si es debajo de una buena manta, ¡mejor que mejor!


Suerte y salud

Mañana, en España, es un día especial. Es 22 de diciembre, día de la lotería de Navidad. La suerte flota en el ambiente y para unos pocos será una jornada con premio aunque la mayoría tendrá que conformarse con la salud... Pero de lo que yo vengo a hablaros no es de la alegría de aquellos que puede que mañana a estas horas sean millonarios, sino de la reinterpretación del mito del gato negro. Y es que, paseando por el centro de Murcia, podéis encontraros con una administración de lotería que desafía a la ilógica suerte al haber convertido a un amenazante gato negro en la imagen de su negocio.


Suerte y gato negro: la cara y la cruz del mundo de la lotería combinados con gracia en esta oficina de la calle Trapería. Menos mal que los dueños no se han dejado llevar por la superstición y nos brindan la oportunidad de frotar nuestros décimos contra el lomo del enorme felino que tienen en la puerta. Y os aseguro que la gente hace cola para comprar aquí, constituyendo este hecho una prueba más de que los gatos negros no son portadores de un aciago destino, por lo menos para los encargados de esta administración...


El caso es que este gato lotero color azabache puede visitarse sólo en horario comercial, ya que por la noche le dan cobijo en el interior de la administración, protegiéndole de cualquier tipo de incidente o inclemencia... Esperamos que su tamaño o su fiera expresión no os asusten, porque tras su dura apariencia solamente se esconde un gatito afortunado.

Por si no lo leísteis en su momento, os dejamos el enlace a otra entrada en la que ya reflexionábamos sobre la creencia popular de que los gatos negros dan mala suerte. ¡Paparruchas! Y si no que se lo pregunten a mi tío Dani, que vive desde hace años con Salem, con su pelaje largo y negro, y no ha sido víctima de ninguna catástrofe... por lo menos aún... Ejem, ejem...

¡Salud y suerte para todos!

¿Conocéis otras administraciones de lotería u otros negocios con gato negro, blanco o de cualquier otro color? ¡No dudéis en contárnoslo!

lunes, 15 de diciembre de 2008

Un ángel con bigotes

Hoy os voy a contar una historia con héroe incluido. Resulta que había una vez una pequeña familia que vivía con un gato algo tímido pero bonachón de los pies a la cabeza. Un buen día, la madre estaba en casa con su niña de menos de un mes y el hijo de una vecina al que estaba cuidando. Era temprano cuando llegó el momento de atender a la bebé. La madre entró en el dormitorio, dejando al gato fuera para que no enredase demasiado mientras aseaba y arreglaba a su hija. El gato ya se había acostumbrado a la rutina impuesta por la llegada de la bebé y respetaba con paciencia esos momentos de puertas cerradas. Pero ese día no fue así: desde el otro lado de la puerta la madre podía escuchar los maullidos y golpes del gato. No paraba de arañar y saltar, insistiendo como un desesperado, brincando contra el cristal de la puerta como si le fuera la vida en ello. La madre se asomó a ver lo que ocurría con toda la intención de regañar al inquieto felino pero, al abrir la puerta lo olió: ¡humo! En la habitación de enfrente se había declarado un incendio y el gato estaba tratando de avisarles. Rápidamente, la madre cogió a su bebé y al otro niño y escapó de aquella trampa seguida por su pequeño salvador que, una vez que comprobó que su familia estaba en la calle, se alejó corriendo del peligro, respondiendo a su instinto de supervivencia, y no volvió a aparecer hasta varias horas después, cuando ya los bomberos habían dejado el escenario de nuestro drama...

Gato en el sofáDebo reconocer que me encanta contar esta historia y que me encanta que me la cuenten, porque para nosotros tiene un significado muy especial. Espero que no creáis que se trata de una historieta más; lo cierto es que lo que os he contado ocurrió en realidad. Fue el 5 de diciembre de hace años en un pueblo de Murcia. El gato protagonista se llamaba Gato, así, con mayúsculas y estad seguros de que, en vez de tratar de avisar a su humana, podía haber escapado por el patio de la casa, siguiendo la ruta que cada día le permitía recorrer los tejados de los alrededores. Pero el caso es que no lo hizo y, gracias a su valor, consiguió salvar a su humana y a su bebé, sacudiéndose con esta hazaña el sambenito de traicioneros y egoístas que tenemos los gatos allá donde vamos. Yo sé todo esto y lo sé de muy buena tinta, porque la bebé y la madre que fueron salvadas de la asfixia y las llamas no son otras que mi humana y mi abuelita, que nunca han olvidado que aquel frío día de finales de otoño su ángel de la guarda tuvo bigotes y unos enormes ojos verdes.

Gato posando
Gato con bebé

viernes, 12 de diciembre de 2008

¡Felicidades, Gato!

Hace unos días, nos enteramos que a nuestro ahijando Christian le apodan Gato. (En realidad es el ahijado de mi humana, pero como todo lo de mi humana es mío... Ejem, ejem...) Resulta que es el portero de un equipo de fútbol juvenil y su entrenador empezó un buen día a llamarle Gato a causa de sus ojos verdes (muy observador el entrenador, sí señor) Además de tener una mirada felina, el chico se mueve como pez en el agua bajo los palos y parece ser que se estira con estilo y protagoniza buenos saltos: por eso, brinco a brinco, en Gato se ha ido convirtiendo para todos los demás. ¡Si es que no podía ser de otra manera! Ni que decir tiene que a nosotros nos encanta, aunque seguiríamos siendo sus fans a pesar de que le llamasen de cualquier otra manera (aunque también es cierto que es más apropiado que llamen a un portero Gato y no Perro, Topo o Moscardón... Vamos, digo yo y sin ánimo de ofender a nadie...)

Aparte de esta breve pincelada gatunera, hoy escribimos sobre Christian porque es su cumpleaños. ¡Se nos está convirtiendo en todo un adolescente! Y desde aquí esperamos que nuestro pequeño gran Gato pase un día muy especial.


¡FELICIDADES, GATO!

Sustos sin red

A ver si reconocéis al protagonista de un relato corto que nos han publicado en el blog El gato en la orilla de Espido Freire. Nuestra aportación se titula Sustos sin red y ¡esperamos que os guste! Por cierto, si alguien más se anima a participar pueden enviarse textos hasta el 15 de diciembre. Os copiamos un extracto de las bases:

Envíanos un texto breve, de al menos de entre 200 y 500 palabras, contándonos alguna anécdota protagonizada por tu gato. Todos los usuarios de Promiau que enviéis vuestros relatos antes del 15 de diciembre recibiréis gratuitamente en vuestros domicilios un kit Promiau (comedero para tu gato y taza con cuchara para ti) y el libro “Mileuristas” firmado por su autora, Espido Freire.

Y aquí tenéis los enlaces correspondientes:

martes, 9 de diciembre de 2008

La Gatera os recomienda...

Ni que decir tiene que en este vasto mundo virtual hay muchísimas páginas de personas y asociaciones dedicadas a la protección animal que consideramos importante difundir. A pesar de tener bastantes direcciones enlazadas en nuestra sección de Páginas amigas, hemos decidido ir destacando periódicamente alguna para que aquellos lectores que no la conozcan puedan descubrirla. Y hoy empezamos con un blog que leemos desde hace algún tiempo.

Se trata de En busca de una segunda oportunidad, espacio sacado adelante de forma constante y rigurosa por Melisa Tuya. Cada día, esta autora nos presenta asuntos y temas de lo más variado aunque siempre relacionados con el mundo animal, aprovechando cada una de sus entradas para compartir con sus lectores los casos de aquellos gatos y perros que viven esperando esa chispa de confianza que ilumine de nuevo sus ojos. Combinando ilusión, tristeza, optimismo, rabia y esperanza, la autora logra un espacio realista que es visitado día a día por gran cantidad de lectores. ¡Y desde aquí os animamos a echarle un vistazo si es que no lo habéis hecho ya!

domingo, 7 de diciembre de 2008

La ventana

El viernes descubrí, lleno de ilusión y de comedida alegría felina, un nuevo rincón de mi casa: la repisa de la ventana del dormitorio. Mi humana abrió un momento para ventilar la habitación y, en un descuido, ¡yo salté al otro lado! Me sentí como un explorador decimonónico al descubrir la fuente de la juventud eterna. Bueno, ya sé que no es para tanto, pero para mí fue un momento lleno emoción: cuando ya creía que conocía mi casa de cabo a rabo, ¡tachán! ¡Un nuevo aliciente! Lo malo es que, como mi humana me descubrió mientras estaba dando mi salto de gracia, no pude disfrutarlo ni un minuto.

A causa de la aventurilla que os acabo de contar y de mi recién descubierta afición por las ventanas y sus voladizos, mi humana me comenta que es importante que os diga que hay que tener mil ojos cuando se tienen mascotas en casa. Y más cuando estas tienen acceso a balcones, terrazas y ventanas. Es importante saber que toda apertura al exterior (especialmente si vivimos a cierta distancia del suelo) es sinónimo de peligro y de accidentes en multitud de desgraciadas ocasiones. Así que ¡cuidadín con las ventanas! Después de mi historieta puedo resultar incongruente, pero para evitarlo apelo a una gota de sabiduría extraída de la filosofía de vida de mi abuelito humano por parte de humana que dice así: "¡Haz lo que yo te diga, pero no lo que yo haga!" (Ejem, ejem...) Así que por mucho que yo haya saltado a la repisa, causando el consiguiente pinchazo en el corazón de mi humana, recordad que quien evita la ocasión, ¡evita el peligro!

De todas maneras, no creo que pueda acceder al exterior durante mucho tiempo porque después de mi breve incursión en terra incognita, la vigilancia y las medidas de seguridad se han quintuplicado... ¿Quién dijo que fuera fácil? Contra viento y marea, seguiré luchando por conseguir sentarme allí. ¡Palabra de gato! Otra cosa es que lo consiga... Pero eso ya ¡es otra historia!

Por si queréis saber más sobre gatos y alturas, os dejamos el enlace a otra entrada en la que contábamos el accidente de Noíta, porque yo aterricé en el voladizo pero la chiqutaja fue protagonista de un vuelo corto, intenso y con carrera al veterinario incluida...

viernes, 5 de diciembre de 2008

Del espanto gatuno que recibió don Quijote

Pues hoy nos remitimos a un clásico de las letras castellanas para demostrar que los gatos somos capaces de pasearnos por cualquier rincón. Y es que Cervantes nos incluyó en uno de los capítulos de su Quijote, enfrentando a su hidalgo en esta ocasión no contra gigantes, sino contra una jauría de felinos.

Del temeroso espanto cencerril y gatuno que recibió don Quijote en el discurso de los amores de la enamorada Altisidora.

Aquí llegaba don Quijote de su canto, a quien estaban escuchando el duque y la duquesa, Altisidora y casi toda la gente del castillo, cuando de improviso, desde encima de un corredor que sobre la reja de don Quijote a plomo caía, descolgaron un cordel donde venían más de cien cencerros asidos, y luego tras ellos derramaron un gran saco de gatos, que asimismo traían cencerros menores atados a las colas. Fue tan grande el ruido de los cencerros y el mayar de los gatos, que aunque los duques habían sido inventores de la burla, todavía les sobresaltó, y, temeroso don Quijote, quedó pasmado. Y quiso la suerte que dos o tres gatos se entraron por la reja de su estancia, y dando de una parte a otra parecía que una región de diablos andaba en ella: apagaron las velas que en el aposento ardían y andaban buscando por do escaparse. El descolgar y subir del cordel de los grandes cencerros no cesaba; la mayor parte de la gente del castillo, que no sabía la verdad del caso, estaba suspensa y admirada.

Levantóse don Quijote en pie y, poniendo mano a la espada, comenzó a tirar estocadas por la reja y a decir a grandes voces:

—¡Afuera, malignos encantadores! ¡Afuera, canalla hechiceresca, que yo soy don Quijote de la Mancha, contra quien no valen ni tienen fuerza vuestras malas intenciones!

Y volviéndose a los gatos que andaban por el aposento les tiró muchas cuchilladas. Ellos acudieron a la reja y por allí se salieron, aunque uno, viéndose tan acosado de las cuchilladas de don Quijote, le saltó al rostro y le asió de las narices con las uñas y los dientes, por cuyo dolor don Quijote comenzó a dar los mayores gritos que pudo. Oyendo lo cual el duque y la duquesa, y considerando lo que podía ser, con mucha presteza acudieron a su estancia y, abriendo con llave maestra, vieron al pobre caballero pugnando con todas sus fuerzas por arrancar el gato de su rostro. Entraron con luces y vieron la desigual pelea; acudió el duque a despartirla, y don Quijote dijo a voces:

—¡No me le quite nadie! ¡Déjenme mano a mano con este demonio, con este hechicero, con este encantador, que yo le daré a entender de mí a él quién es don Quijote de la Mancha!

Pero el gato, no curándose destas amenazas, gruñía y apretaba; mas en fin el duque se le desarraigó y le echó por la reja.

CERVANTES, M., Don Quijote de la Mancha, Segunda Parte, capítulo XLVI.

Estos gatos cervantinos, a pesar de su difícil y estruendosa entrada en escena (¡metidos en un saco nada menos!) fueron dignos contrincantes para el caballero de la triste figura. ¡No es de extrañar que les confundiese con diablos y hechiceros! Esperamos que os haya gustado el fragmento y os animamos desde aquí a leer tan famosa obra de principio a fin, honrando de esta manera las aventuras del valiente hidalgo y de su leal escudero.

lunes, 1 de diciembre de 2008

¿Te gusta la Navidad? Encuesta de diciembre

¡Y aquí tenemos a diciembre! Es este el mes en el que empieza el invierno, el mes en el que acaba el año, el mes en el que se celebran las fiestas navideñas, el mes de la lotería, el mes de los buenos deseos... De todos los meses creo que diciembre goza de una especial categoría y relumbrón a causa de ser un momento del año en el que coinciden las ilusiones de un montón de personas y animales. Ojalá que muchos de esos sentimientos positivos y de esos buenos propósitos alcancen puerto y no se apaguen con las luces que iluminan estos días nuestros pueblos y ciudades...

Pero aquí estamos para presentar la nueva encuesta de La Gatera y lo que queremos preguntaros en esta ocasión es si os gusta la Navidad. Muchos humanos disfrutan de estos días en los que todo se tiñe con un manto de alegría, brillo y color. Pero ¿qué ocurre con nosotros? Gatos, perros y otras mascotas, ¿disfrutamos igual de estas festividades? ¡Vamos a averiguarlo!

Así, la pregunta de este mes está clara: ¿Te gusta la Navidad? Y las respuestas entre las que podéis seleccionar la vuestra son las siguientes:
  • Sí, me encanta la Navidad, para aquellos amigos de cuatro patas que disfruten como enanos con tantos adornos, regalos y visitas familiares.
  • No me gustan estas fiestas, para los compañeros que, en general, prefieran la tranquilidad al ajetreo navideño.
  • Me resulta indiferente, para aquellos lectores que vivan estos días como otro cualquiera.
  • En casa no celebramos la Navidad, porque no en todos los hogares hay lugar para estas fiestas.
Como siempre, encontraréis el cuestionario en la columna de la derecha. Podréis seleccionar varias respuestas a la vez para que queden plasmadas todas las opiniones presentes en casa. Y sin más, esperamos vuestros votos y vuestros comentarios, que la Navidad da mucho juego y seguro que tenéis mucho que contar.

Por cierto, seguro que para alguno de nuestros lectores esta va a ser su primera Navidad. Si este es el caso, os recomendamos que os guardéis el voto hasta haber vivido al menos parte de estas celebraciones: ¡recordad que la encuesta estará operativa durante todo el mes!

Resultados de la encuesta de noviembre

Desde hace unos días estamos disfrutando por estas tierras de la llegada del frío. El otoño nos avisa con un mes de antelación de lo que nos tiene preparado el invierno. Y así estamos todos, entonando cantinelas quejumbrosas en contra de las bajas temperaturas. ¡Brrrrr! ¡Tiritona, por aquí! ¡Brrrrr! ¡A ver quién es el guapo que sale, por acá! Pero en realidad (y aunque cada año los medios de comunicación nos lo vendan como una novedad) el abrigo, la bufanda y la manta es lo que toca en estas fechas. Así ha sido y así será, con permiso del temido cambio climático...

Precisamente de naricillas frías y de patitas heladas iba nuestra encuesta de noviembre. Y los resultados no dejan lugar a dudas: a la pregunta ¿Eres friolero? la mayoría habéis contestado con un sí rotundo mientras os arrebujabais en vuestras cálidas mantitas delante del ordenador (Ejem, ejem...) Los resultados, voto a voto, son los siguientes:

  • Sí soy friolero ha obtenido 16 votos de 23, lo que supone un aplastante 69,6% del total.
  • No soy friolero ha sido la opción menos elegida, con tan sólo 2 votos de un par de valientes que han conseguido un 8,7% del total.
  • La respuesta A veces ha sido seleccionada en 5 ocasiones, abarcando los indecisos térmicos un 21,7%.
¡Esperamos que estas cifras y estos porcentajes no os dejen helados! A nosotros sólo nos queda agradecer la participación de los 21 lectores que con sus votos han hecho posible que nuestra encuesta funcione un mes más. Y sólo nos queda deciros que os abriguéis bien, que el viento, el hielo y la nieve vienen pisando fuerte en este diciembre recién estrenado.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Se derrite, se derrite...


Adivina, adivinanza...
¿Qué crees que es lo que Rumbo
empuja con su pata?


Una vez más, ¡gracias!

Pues el caso es que hemos recibido un par de premios y ahora llega el momento de agradecerlos y publicarlos. ¡Vamos allá!

Nuestros colegas caninos Dark y Thor coincidieron en considerarnos merecedores del premio Sharing the Love. Por lo visto, este galardón debe compartirse con aquellos blogs que con su cariño, risas y aventuras, tantas y tantas veces nos hacen sonreír. Y los afortunados que lo reciban han de poner también un enlace a la página que lo creó, Memoirs of a Mommy, para llenar poco a poco el ciberespacio de amor. ¡Pues eso hacemos!


Thor también tuvo a bien compartir con nosotros una deliciosa galleta. ¡Mmmmm! ¡Qué rica!



Y Luna y Zeus, tan atentos como siempre, aprovecharon la celebración de nuestro primer año de existencia en la red para dedicarnos este bonito icono.


Les agradecemos de todo corazón que se acuerden de nosotros. Por nuestra parte deseamos compartir estos premios y regalos (y lo que significan) con todos nuestros visitantes y lectores, acompañándolos con nuestros mejores deseos en estos últimos días de noviembre...

martes, 25 de noviembre de 2008

Las pelusas ni se crean ni se destruyen...

Las pelusas están presentes en todos los hogares, pero son especialmente numerosas en las casas con perro o gato. Es un hecho fácilmente constatable que da igual lo que barras, pases la mopa o uses el aspirador: ellas siempre están ahí. Es más, una ley que acompaña a su existencia es la siguiente: "En el momento en el que tengas invitados, las pelusas se ubicarán en el lugar en el que sean más visibles, siendo su volumen directamente proporcional a lo comprometida que sea la visita" Y es que parece que estas pequeñas marañas ni se crean ni se destruyen, sólo se desplazan...

Su tipología es ciertamente diversa. Así, es posible encontrar pelusas rodantes que recorren el pasillo mientras nos trasladan a la escena de una película de vaqueros; pelusas etéreas que danzan al son de cualquier corriente de aire; pelusas traicioneras que se esconden en los rincones y nos asaltan en el momento más inesperado; pelusas antiguas, de esas que han crecido bajo la protección de algún mueble; pelusas esquivas que son difíciles de atrapar a causa de su agilidad y pequeño tamaño; pelusas esponjosas que presumen por su volumen y su consistencia tan bien definida, etc, etc. Dicen que en la variedad está el gusto y parece que las pelusas se han tomado en serio esto de agradar...

Mis humanos se sorprenden cada día de la cantidad de pelusas que se acumulan en nuestro piso, discutiendo mientras nos miran a Noa y a mí sobre la cantidad de almohadones y cojines que podrían haber rellenado con los pelos que hemos desechado a lo largo de nuestra convivencia. ¡Lo que me faltaba! ¡Que den ideas! En esta línea os diré que no se trata de un proyecto tan descabellado, puesto que algunas empresas han empezado ya a confeccionar jerséis, bufandas, guantes o chalecos con pelo de perro y gato: lo de los cojines sería un paso más en este negocio enfocado hacia amantes de los animales, locos por el reciclaje o personas odiosas que sean alérgicas y a las que queramos regalar algo muy especial (Ejem, ejem...) Nosotros, por si las moscas, echamos a correr, dejando en cada carrera una estela de pelos grises y blancos que pasarán a formar parte de la próxima remesa de suciedad enmarañada si el horizonte comercial de nuestros humanos no se amplía hacia el negocio de la confección y los complementos del hogar.

Por si a alguien le ha parecido interesante el tema de la ropa de pelo gatuno o perruno, os diré que algunas de estas empresas no sólo realizan prendas con pelo de animales desconocidos sino que os pueden confeccionar el suéter o las manoplas deseadas con el pelo de vuestra propia mascota. Sólo tenéis que encargaros de recoger la cantidad necesaria y de enviárselo. El resultado será una prenda cálida que permitirá que vuestro compañero peludo siempre esté con vosotros.

Para aquellos que queráis conocer más detalles sobre el aprovechamiento de las pelusas o incluso encargar un regalo muy especial os dejamos el enlace al siguiente artículo:

domingo, 23 de noviembre de 2008

Siluetas como reclamo

En la pedanía de La Hoya, en pleno campo de Elche, encontramos una tienda de esas típicas de las poblaciones pequeñas en las que se puede comprar casi de todo. El establecimiento en cuestión es fácilmente reconocible porque su fachada ha sido decorada con un mural de vivos colores que publicita de forma original parte de los productos que podemos encontrar en el interior: desde mangueras y herramientas para el jardín hasta comida de animales. Y es precisamente aquí donde unas siluetas de gatos y perros que decoran unas latas y unos sacos de pienso entran en juego como reclamo para los compradores. Esperamos que, al igual que a nosotros, os guste la sencillez de sus reconocibles perfiles y la originalidad de los dueños de la tienda, que apostaron por el arte en vez de limitarse a mantener una fachada típica y anodina.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Primer aniversario

Queridos lectores:

Parece que fue ayer pero, en realidad, llevamos exactamente un año paseándonos por los caminos de la blogosfera. Desde nuestra primera entrada (auténtica declaración de intenciones) hemos tratado en todo momento de ser fieles a nosotros mismos, a nuestro espíritu felino y a todos esos visitantes conocidos o anónimos que, poco a poco, os habéis convertido en habituales de nuestro rinconcito. Y así, lo que comenzó siendo un paso para un gato urbanita se ha convertido a estas alturas en toda una caminata.

En un día como hoy sólo podemos desear que los años de andanza de este proyecto sean muchos más y que desde el humor, la simpatía y el respeto que creemos que nos caracteriza podamos continuar con nuestra labor como plataforma desde la que seguir divulgando y exponiendo temas de sesgo gatuno y animal. Para ello (¡cómo no!) contamos con todos vosotros, porque siempre es mejor caminar bien acompañado.

Llega ya el momento de cerrar estas líneas. Y sólo nos queda dar las gracias a todas las personas que con su apoyo han hecho posible que nuestro primer aniversario sea hoy una realidad.

Ronroneando de felicidad y orgullo, nos despedimos por ahora.

Siempre vuestros.

Rumbo y Noa.

martes, 18 de noviembre de 2008

El patito feo

El otro día estaba yo, como buen gato, pensando en mis cosas, filosofando entre cabezada y cabezada, cuando de repente me puse a pensar en la importancia que para la mayoría de los humanos tienen los cánones estéticos. Dándole vueltas al asunto, llegué a la conclusión de que la belleza, en gran medida, depende de la actitud de cada ser (sea persona u animal) Vamos, que si te crees hermoso o hermosa tienes gran parte del camino hecho. Interesante, ¿eh? Es innegable que la presencia de ciertos atributos físicos armoniosos y bien parecidos complementa a la perfección este modo de pensar, confiriendo al portador de un equilibrio entre mente y cuerpo que es irresistible para los demás.

Yo soy el ejemplo perfecto que demuestra que la unión de belleza física y confianza en uno mismo tienen como resultado una hermosura fuera de lo común. Y es que todo el mundo me lo confirma con piropos y halagos de lo más variados. ¡De ahí que me encanten las visitas que vienen a casa, fuente inagotable que alimenta mi ego gatuno! Lo que empieza a preocuparme es que antes yo era el guapo oficial de la familia y últimamente el reconocimiento ha comenzado a ser compartido: la gente ha empezado a admirar la esquiva hermosura de Noíta. Antes no era así, ella era la feucha y yo disfrutaba de mi éxito en exclusiva. ¿A qué se debe este cambio? Pues para mí que Noa ha empezado a creer en sus posibilidades, sacando partido a esos ojos color ámbar verdoso, a esa respingona naricilla rosa, a ese pelaje blanco como la nieve... Y me pregunto yo: ¿dónde habrá quedado aquel perfil de cachorrita barrigona con el que llegó a casa? ¿Qué habrá sido de aquella adolescente patilarga y orejona? ¿Cuándo la gata blanca del montón pasó a ser una digna contrincante a la hora de atraer las miradas de los demás? Vamos, que el patito feo se ha convertido en cisne y ahora tendré que esforzarme más para recibir mi ración de lisonjas y alabanzas. Eso sí, aunque ahora compitamos de igual a igual a la hora de recoger y lucir la banda de guapos oficiales y a pesar de que Noa se haya convertido en una elegante gata de fotogénica pose, para mí siempre será, irremediablemente, una blancucha y una chiquitaja... Esto... Mi blancucha... Mi chiquitaja... (Ejem, ejem)

domingo, 16 de noviembre de 2008

Retrato en azul

viernes, 14 de noviembre de 2008

De nuevo, El gato Garabato

Hace casi un par de meses, os propusimos desde nuestra sección La Bibliogateca ir colgando fragmentos de obras literarias que incluyesen algún gato en la acción. Los párrafos que elegimos para comenzar pertenecían a la obra Fray Perico y Monpetit y tenían al gato Garabato como protagonista. El caso es que, a causa de los derechos de autor y de la propiedad intelectual, no pudimos colgar el texto íntegro en su momento y tuvimos que conformarnos con un resumen de la escena. Pero tenemos una buena noticia, pues desde la editorial Barco de Vapor nos han dado permiso para reproducir el fragmento tal y como aparece en el libro. Así que, con la venia de la editorial, ¡vamos allá!

El gato Garabato

"-Vamos a la carbonera. Allí pasaréis la noche calentitos y mañana Dios dirá. Se acabó el día.
Y Monpetit dio gracias a fray Perico, se quitó las botas y los calcetines y dijo:
-Buenas noches. Yo me voy a la cama.
Abrió fray Perico la puerta de la carbonera, que estaba debajo del fogón, y ya se iba a meter cuando, en la oscuridad, brillaron dos ojos y unas uñas le arañaron la nariz.
-¡Atiza, el gato; ya no me acordaba! -exclamó fray Perico.
-¿El gato?
-Sí, es Garabato, que duerme en la carbonera y tiene muy malas pulgas.
-Pues échalo fuera, hermano.
Fray Perico fue por la escoba y atizó al gato, pero éste, en lugar de salir huyendo, hizo fu y se escondió más adentro. Fray Perico invitó entonces a los dos franceses:
-¡Pasad, cabéis los tres!
-¡Cualquiera pasa! -protestó Guillomet."

Muñoz Martín, J., Fray Perico y Monpetit, Colección "El Barco de Vapor", Ed. S.M., Madrid, 2002, pp. 14-15.

La reina de las Nieves

Como decíamos ayer...

Pues sí, amigos. Tras un par de semanas de reposo otoñal, estamos aquí de nuevo. Pero no vayáis a creer que estos días que hemos pasado sin escribir hemos estado rascándonos la barriga (ya me hubiese gustado a mí, ejem, ejem...) ¡Todo lo contrario! Muchas cosas han pasado desde mi última intervención: las vacaciones de mi humano, el cumpleaños de mi humana (¡todo un acontecimiento familiar!), la llegada del auténtico frío, etc. Vamos, que entretenidos (y bien arropados con la manta) hemos estado. ¡Demasiado ajetreo para mantener cumplida cuenta de todo lo que pasaba en casa!

De todas maneras, este descanso también nos ha servido para recargar las pilas y volver llenos de fuerza, de historias, de pensamientos, de fotos y de un montón de ideas que ya os iremos contando. ¡Así que ya estamos aquí! Y ante nuestro regreso, me surge una pregunta: ¿nos habréis echado de menos? ¡Quién sabe!

sábado, 1 de noviembre de 2008

¿Eres friolero? Nueva encuesta de noviembre

Ha llegado noviembre, acompañado de los primeros fríos. Y de ahí surge la encuesta de este mes, porque nos hemos decidido a descubrir si nuestros lectores son frioleros o no. La pregunta es sencilla: ¿Eres friolero? Y las opciones para responder son las siguientes:
  • , para aquellos que consideren una buena manta como la mejor compañía de la temporada otoño-invierno.
  • No, para aquellos a los que el frío no les moleste lo más mínimo.
  • Y A veces, para esos otros amigos de cuatro patas que disfruten de las bajas temperaturas pero hasta cierto límite, porque hay días que no los aguanta ni el más pintado...

Como en otras ocasiones, podréis elegir varias respuestas simultáneamente en el caso de que en casa haya variedad de opiniones. Se trata de una encuesta bastante abierta, por lo que esperamos la participación de gatos, perros, hamsters, conejos, etc. Y os recordamos que además de vuestro voto, podéis participar con vuestros comentarios. ¡Así que no os quedéis helados y a contestar!

Resultados de la encuesta de octubre

Pues ya tenemos los resultados de la encuesta de octubre. Y nos alegra comprobar que un elevado número de participantes han confesado estar identificados, siendo el método más extendido el chip. Las respuestas a la pregunta ¿Estáis indentificados? han quedado repartidas de la siguiente manera:
  • Sí, llevo chip: 23 votos (54,8%)
  • Sí, llevo chapa: 5 votos (11,9%)
  • Sí, llevo tatuaje: 0 votos.
  • Sí, con otro sistema: 1 voto (2,4%) Lamentablemente, no sabemos a qué sistema se refiere...
  • Sí, con varios sistemas a la vez: 2 votos (4,8%) Uno de estos votos es el nuestro, porque nuestra humana, que es un poco paranoica, nos lleva con chapa además de con chip...
  • No, no voy identificado: 11 votos (26,2%)

Visto lo visto, es de agradecer que cada vez más humanos se preocupen por identificar a sus colegas de cuatro patas, sea por medio del sistema que sea. Y para aquellos que no lo hayan hecho aún o se lo estén pensando, una recomendación: identificad a vuestras mascotas, porque más vale prevenir que curar...

Sólo nos queda dar las gracias a los 40 amigos que han participado con su voto en nuestra encuesta, permitiéndonos alcanzar un hito en esta sección al rebasar el límite de los treinta y tantos. ¡Porque sin vosotros no sería posible!

martes, 28 de octubre de 2008

Puertas

Seguro que muchos de vosotros os habéis enfrentado alguna vez a la siguiente situación. Vuestro gato se para delante de una puerta cerrada. Maúlla. Os llama. Rasca. Se pone a dos patas hasta rozar el picaporte. Se sienta. Vuelve a maullar. A estas alturas ya os habéis dado cuenta de que quiere que le abráis, así que allá que vais vosotros, como humanos diligentes para eliminar con un gesto el terrible obstáculo que frena el paso a vuestro felino. Este os mira y en vez de cruzar, decide quedarse donde está. Así que cerráis la puerta. Al momento, vuestro gato vuelve a repetir el archiconocido ritual ante la puerta cerrada: maullidos y roces que os convencen de que tenéis que volver a abrir. Y de nuevo para nada. Al final, después de abrir y cerrar varias veces (el número varía dependiendo de la paciencia de cada humano), decidís que lo mejor es dejar la puerta abierta. Precisamente lo que nosotros queríamos. Porque las puertas cerradas no nos gustan ni un pelo (y de pelos, ¡entendemos un rato!) No nos importa que la puerta sea de una habitación, de la despensa o de un armario, que sea de madera, cristal o aluminio, que se cierre con pomo, picaporte o que sea corredera: si está cerrada, ¡tenemos que abrirla! Y para ello emplearemos nuestros propios medios o la ayuda inducida de nuestros humanos.

A la hora de elegir sus puertas preferidas, algunos gatos siguen criterios temáticos: así, por ejemplo, a Noa le obsesionan los armarios y ya se encarga ella de indicarle a nuestros humanos con sus maullidos y golpes que es hora de dejarlos abiertos de par en par. A mí la que me vuelve loco es la puerta de la calle, aunque a pesar de mis desvelos y de mi dedicación, no consigo nunca que la dejen abierta. Otros gatos se especializan en las puertas según sus cierres y os aseguro que algunos son ciertamente mañosos: yo, por ejemplo, soy un maestro en puertas correderas. Pero hay felinos especializados en picaportes e incluso en pomos. ¡Ver para creer! Otros menos refinados, como la chiquitaja, son duchos en el no siempre eficaz método de empujar con la cabeza. Aquí, ¡cada maestrillo tiene su librillo! Pero quizá la técnica que casi todos los gatos hemos empleado alguna vez es la de la sentada, procedimiento por el que conseguimos lo que queremos invirtiendo el mínimo esfuerzo (Ejem, ejem...)

Sentarse delante de una puerta cerrada es sinónimo de atención. Los humanos nos ven y no importa si has protagonizado escenas similares un millón de veces: siempre vienen a abrir por si en esta ocasión resulta que quieres pasar. Conseguiremos un efecto especialmente emotivo si nos situamos tras una puerta de cristal. ¡Nadie es capaz de resistirse al influjo del gatito desvalido atrapado al otro lado! Hay mininos que para agradecer el gesto que sus humanos han tenido al abrirles la puerta avanzan uno o dos pasos hasta quedar situados justo en medio, impidiendo que puedan volver a cerrar. Este detalle será especialmente apreciado si se trata de la puerta de un balcón o una terraza en esos días de invierno o verano, cuando la calefacción o el aire acondicionado están funcionando en la casa. En nuestra familia, lo de quedarse en medio es una especialidad del tío Salem, que ni va, ni viene, ni deja que cierren: ¡él es así!

Que conste que hay ocasiones en las que pedimos que se nos abra el paso porque necesitamos ir a algún sitio, ¿eh? No os vayáis a pensar que todo en esta vida es llamar la atención y fastidiar. Incluso hay gatos, como la tía Chiqui, que sólo se plantan ante una puerta porque quieren ir al otro lado.

Después de leer esto, queridos lectores, reflexionad un momento y responded a la siguiente pregunta: ¿Cómo calificaríais a vuestros gatos en cuestión de puertas? ¿Auténticos MacGyvers a los que nada se les resiste? ¿Manipuladores activos que por medio de maullidos y arañazos consiguen de vosotros lo que quieren? ¿Pacientes protagonistas de sentadas domésticas? ¿Caminantes que sólo pretenden superar un obstáculo? ¿O refinados cócteles felinos que contienen de todo un poco? ¡Esperamos vuestros comentarios!

martes, 21 de octubre de 2008

Un paseo por las nubes

"Estoy seguro de que un gato podría caminar sobre las nubes sin traspasarlas"

Esta frase del escritor Julio Verne (que protagonizará hasta finales de octubre nuestra sección de Frase gatuna destacada) ha traído cola en casa.

El caso es que ayer, durante la cena, mis humanos estuvieron charlando sobre lo adecuado de dicha afirmación. Mi humana, que considera a los gatos seres perfectos que podríamos hacer cualquier cosa con sólo proponérnoslo, defendía que ella estaba segura de que esa habilidad gatuna próxima al vuelo era posible. No penséis que está loca: lo que pasa es que vive conmigo, gato estupendo, de porte magnífico y personalidad arrolladora (Ejem, ejem...) y es normal que piense que en el mundo de los gatos nada es imposible. Al escuchar su defensa apasionada del género felino me descubrí flotando en mis propias nubes de orgullo, henchido mi pecho, alta mi cabeza, mi mirada brillante, caminando con paso firme por cada una de las palabras del señor Verne. Y disfruté de mi momento hasta que (como siempre) llegó mi humano con un jarro de agua fría camuflado entre las sílabas de la siguiente aseveración lapidaria: "Puede que algunos gatos sí sean capaces, pero no Rumbo, porque no creo que haya una nube capaz de sostenerlo" Una vez más, sus palabras me llegaron a lo más profundo del alma. De nuevo, un ataque contra mi hipotético exceso de peso, contra mi supuesta tripita fondona, un nuevo comentario en contra de mi línea cuasi redonda... ¡Qué manía le ha entrado a la gente! ¿Quién les ha preguntado?

Con tan brusco retorno a la realidad, no me quedó más remedio que dar buena cuenta de mi cuenco de pienso, que irónicamente es light, para acallar la ansiedad provocada por los crueles comentarios. Sólo me queda el consuelo de que la gente empieza a decir que la chiquitaja blancucha ya no está tan delgadita como antes... Al menos no estaré sólo ante la maldición de la báscula y las croquetas bajas en calorías. ¿Qué le vamos a hacer? Y es que un paseo por las nubes exige su precio. Y a nosotros, pareja de rechonchos, nos tocará sudar y hacer dieta... Porque buscamos las nubes y las nubes cuestan...

Y vosotros ¿qué pensáis de la frase de Julio Verne? ¿Los gatos podemos, si nos lo proponemos, caminar sobre las nubes?

lunes, 20 de octubre de 2008

La silla de la cocina

Pues aquí me tenéis, descansando un poco en la cocina después de un duro día gatuno. Mi humana me pilló infraganti mientras aprovechaba un ratito entre siesta y siesta para pensar en mis cosas. ¡Y es que a veces es tan agotador ser gato doméstico!

De paso, aprovecho el post para agadecer la llegada de esta silla tan rústica como confortable. A Noa y a mí nos hace muy buen servicio como digno podio desde el que acompañar a nuestros humanos mientras desayunan, comen o cenan. Además, desde esta cómoda atalaya podemos vigilar tranquilamente una de las habitaciones más interesantes de la casa: nuestra cocina. Si nos paramos a pensarlo, es muy posible que este elevado grado de atractivo se deba a la relación directa de esta cálida estancia con la rica comida... ¿Quién sabe?

¡Cosecha de premios!

Muchos amigos consideran nuestra Gatera merecedora de premios. A veces tardamos en publicarlos, pero siempre lo hacemos. Y eso es lo que toca ahora. Así que centrémonos en nosotros y pasemos a disfrutar de los galardones que nos han otorgado.

A finales de septiembre, el amigo Gastón tuvo el detalle de concedernos los siguientes premios:



Este último también nos fue entregado por Dark en torno a la misma fecha. Y en esta ocasión se trata de un premio con mensaje...

"A todos nos encanta los blogs. En la mayoría, sus objetivos son mostrar las maravillas y hacer amistades; hay personas que no se interesan cuando les damos un premio y de esta manera contribuyen a cortar esos lazos; ¿queremos que se corten o se propaguen? Entonces tratemos de prestar más atención a ellos! Debemos entregarlo a otros blogger's que deben hacer lo mismo y poner el texto."

La verdad es que entre nuestras intenciones nunca ha estado la de ofender a nadie, pero siempre hemos considerado más interesante publicar varios premios a la vez. Así que si alguien se ha molestado por la demora, lo lamentamos muchísimo, aunque nosotros pensamos que "Nunca es tarde..."

Dark tuvo a bien incluir un par de premios más en la entrega:



Y calentito, calentito, llega el premio que nos han concedido hace pocos días Luna y Zeus.


En este caso, las instrucciones son claras:

  1. Pon el logo en tu blog.
  2. Añade el link de quién te lo otorgó.
  3. Nomina a otros 10 blogs.
  4. Pon los links de tus nominados.
  5. Avisa a tus nominados de su premio.
Y nuestros elegidos para disfrutar del Premio Mariposa son:

  1. El blog de la Gata Lili.
  2. Ronroneos a Media Noche.
  3. La Galga Lluenta.
  4. El Diario Canino de Dark.
  5. Los Gatos del Laberinto.
  6. Con una bola de pelo en la garganta.
  7. Gaston Meow.
  8. Hécate, la Gatita Diosa.
  9. El Gato con Botas.
  10. Nano y sus cosas.
Esperamos que todos estos amigos, publiquen cuando publiquen este premio, si es que les apetece publicarlo, disfruten de este colorido logo con alegría y buen humor. Porque nosotros no pensamos que sea tan grave que a alguien se le pase un premio: hay cosas mucho más importantes en la vida, ¿no creéis?

martes, 14 de octubre de 2008

Listado de protectoras

Pues resulta que en estos momentos tenemos un nuevo proyecto entre manos. Pero para llevarlo a buen término necesitamos la ayuda de todos. Os explico. Pensando, pensando, se nos ha ocurrido elaborar un listado que contenga el mayor número de protectoras de animales de España, clasificadas por ciudades y provincias. Muchas veces la gente no sabe lo cerca que tiene una asociación con la que podría colaborar o a la que podría recurrir en caso de necesidad. Esta sensación de desconocimiento se intensifica en las zonas periféricas de la península, especialmente conforme nos alejamos de las grandes ciudades. Y de ahí nuestra idea. Así que si conocéis algún refugio o protectora en el que sepáis que se quiere y cuida a los animales y queréis que conste en nuestra lista, no tenéis más que enviarnos sus datos a gateraderumbo@gmail.com. Lo que necesitamos saber es sencillo:
  1. Nombre de la asociación.
  2. Población y provincia en la que trabaja.
  3. Página web (si tiene)
  4. Datos de contacto (teléfonos y/o e-mails)
  5. A qué tipo de animales se dedica.
  6. Pequeño comentario sobre la misma (opcional)

El motivo por el que solicitamos vuestra ayuda para conseguir esta información es que muchos conoceréis de primera mano estas asociaciones por proximidad geográfica, por colaborar con ellas o por cualquier otro motivo, funcionando así vuestra propia experiencia como altavoz que potencie para bien el mensaje de su labor. De esta manera, conseguiremos el material necesario para crear un listado actualizado que pretendemos colgar, en principio, en nuestro blog, confeccionando con ello una herramienta útil que facilite la puesta en contacto de asociaciones y personas interesadas en la protección animal. Y ahí queda nuestra propuesta, a la espera de que nos mandéis las referencias que necesitamos.

Fundamos con este llamamiento una nueva sección en nuestra Gatera, que bajo el epígrafe de Amigos de los animales, pretende dar cabida en nuestro blog a información relativa al trabajo desempeñado por voluntarios, asociaciones y protectoras que luchan día a día por conseguir un mundo mejor.

viernes, 10 de octubre de 2008

El hilo de Ariadna

¿Os habéis parado a pensar alguna vez en la cantidad de mascotas que se pierden cada día? Según me cuenta mi humana, son numerosísimos los carteles y anuncios que informan por las calles de la desaparición de algún animal. Los perros son los más habituales en este tipo de avisos, quizá a causa de su necesidad de salir a la calle, aunque los gatos no se quedan atrás. Otros animales, como las aves exóticas o los conejos, son cada vez más frecuentes en este desgraciado ranking de extraviados.

La difusión de casos a través de foros, blogs y páginas web es otro medio en auge al que recurren aquellos humanos que, desesperados, tratan de recuperar a su amigo desaparecido. Hay ocasiones en las que estas llamadas de auxilio y los esfuerzos invertidos en la búsqueda tienen su recompensa y todo queda en un susto. Pero en muchos casos, nada se vuelve a saber del compañero perdido... Y es que algunos no sobreviven a sus primeras horas en la calle; otros se desorientan y terminan deambulando por la ciudad en busca de la suerte que un día les abandonó; y unos pocos, a pesar de ser recogidos por personas de gran corazón, no pueden retornar con sus familias porque sencillamente no iban identificados.

Y es que identificar hoy a vuestras mascotas es fundamental para evitar lágrimas futuras. De vez en cuando se dan casos excepcionales, como el del loro japonés que se perdió y dio su dirección a la policía, pero la verdad es que esto no suele ser lo habitual. Y por eso lo mejor es que nuestros humanos nos proporcionen los medios necesarios para hacer saber a otras personas de dónde venimos, contando así con ese hilo de Ariadna que nos devuelva a su lado y nos salve del laberinto del mundo exterior. Si hablamos de gatos o perros, algo tan sencillo como llevar colgada al cuello una chapa con nuestro teléfono puede permitir que el regreso a casa sea mucho más probable. Otra opción interesante es la de que el veterinario nos inserte un microchip que contenga los datos de nuestros humanos para que, si nos despistamos y alguien nos recoge, podamos ser reconocidos en cualquier clínica o refugio a donde nos lleven. Un buen testimonio de la eficacia de este sistema podría ser la historia de la gata Dixie, que se ha reencontrado con sus dueños nueve años después de desaparecer gracias a la información custodiada bajo su piel.

Precisamente la encuesta de este mes trata del tema de la identificación y comprobamos con alegría que la mayoría de nuestros lectores recurren a un sistema u otro para caminar más seguros por la vida. Os recomendamos que no dejéis de votar si aún no lo habéis hecho.

Por si queréis conocer más detalles acerca de las aventuras del loro nipón o de la gata Dixie, os dejamos el acceso a las siguientes noticias:

Y por si no sabéis quién fue Ariadna ni la importancia que tuvo un ovillo de hilo para que Teseo consiguiera salir del laberinto, os dejamos el enlace a otra página en la que se explica esta maravillosa historia:

lunes, 6 de octubre de 2008

La extraña pandilla

¿Qué pueden estar haciendo juntos un elefante, un pollito, un conejo y un gato? ¿No lo sabéis? ¿No se os ocurre nada? Pues podemos preguntárselo a este grupo de cuatro amiguetes que mis humanos descubrieron ayer por la mañana, entre hierros y cascotes, en una nave industrial ubicada en la calle Xirivella de Elche. El edificio ha estado abandonado mucho tiempo y sus paredes han servido de improvisado lienzo urbano para los artistas que pasaban por allí. A alguno de ellos se le ocurrió plasmar este colorido grupo en una de las esquinas, llamando nuestra atención con respecto al resto de obras por su trazo sencillo y por su calidez expresiva.

Por motivos inherentes a nuestro blog, es inevitable que destaquemos la figura de la gatita de ojos azules, toda una princesa coronada por un lazo rosa que nos mira fijamente mientras nos dedica un delicado "Miau". La belleza de esta felina no puede evitar que nos fijemos en el resto de sus compañeros: un simpático conejo con grandes dientes que atesora una jugosa zanahoria, un rollizo pollito con expresión aturdida y un elefante de ojos verdes y uñas rosas que imita en la pose a aquel famoso paquidermo de la canción que "se balanceaba sobre la tela de una araña".

Lo único que no nos gusta demasiado es el detalle de la herida en la oreja del conejillo y esperamos que los ojos cerrados del pajarete signifiquen simplemente que le molesta el sol... Y es que, a veces, los artistas utilizan la sangre como metáfora para expresar algún sentir o sufrimiento personal que a nosotros se nos escapa. A pesar de esta laguna interpretativa (para la que aceptamos sugerencias) os dejamos las fotos de esta original composición que resistirá mientras las obras de remodelación a las que está siendo sometido en la actualidad el edificio no determinen lo contrario.

Imágenes para el recuerdo: Este colorido mural desapareció en diciembre de 2008.

sábado, 4 de octubre de 2008

San Francisco de Asís y los derechos de los animales

Hoy, 4 de octubre, es el Día mundial de los animales. Esta fecha se celebra desde 1929, cuando se escogió este día por coincidir con la muerte de San Francisco de Asís, "hermano" de todas las criaturas y patrono de los animales y los ecologistas. Historias y curiosidades aparte, creo que no podemos hacer nada mejor para honrar esta jornada que recordar la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, reconocida por muchas personas desde 1977 y auténtico decálogo de la relación que los humanos deberían mantener con todos esos seres vivos que comparten con ellos el planeta.

PREÁMBULO
Considerando que todos los animales poseen derechos.

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de estos derechos han llevado y llevan al hombre a cometer atentados contra la naturaleza y contra los animales.

Considerando que el reconocimiento por la especie humana del derecho a la existencia de otras especies animales constituye el fundamento de la coexistencia de las especies de todo el mundo.

Considerando que los genocidios son perpetrados por el hombre y amenazan con seguir produciéndose.

Considerando que el respeto a los animales por el hombre es vinculante al propio respeto entre los hombres.

Considerando que la educación ha de proporcionar en la infancia la observación, comprensión, respeto y afecto

PROCLAMAMOS LO SIGUIENTE

Articulo 1
A) Todos los animales nacen iguales ante la Vida y tienen los mismos derechos a la existencia.

Articulo 2
A) Todo animal tiene derecho al respeto.

B) El hombre, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a otros animales, o de explotarlos violando este derecho. Tiene la obligación de poner sus conocimientos al servicio de los animales.

C) Todos los animales tienen derecho a la atención, a los cuidados y a la protección del hombre.

Articulo 3

A) Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad.

B) Si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no comportará angustia alguna para la víctima..

Articulo 4
A) Todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libremente en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático, y a reproducirse.

B) Toda privación de libertad, incluso aquella que tenga fines educativos, es contraria a este derecho.

Articulo5
A) Todo animal perteneciente a una especie viva tradicionalmente en el entorno del hombre, tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y libertad que sean propias de su especie.

B) Toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a este derecho.

Articulo 6
A) Todo animal que el hombre ha escogido como compañero tiene derecho a que la duración de su vida sea conforme a su longevidad natural.

B) El abandono de un animal es un acto cruel y degradante.

Articulo 7
A) Todo animal de trabajo tiene derecho a una limitación razonable del tiempo e intensidad del trabajo, a una alimentación reparadora y al reposo.

Articulo 8
A) La experimentación animal que implique un sufrimiento físico o psicológico es incompatible con los derechos del animal, tanto si se trata de experimentos médicos, científicos, comerciales, o de cualquier otra forma de experimentación.

B) Las técnicas alternativas deben ser utilizadas y desarrolladas.

Articulo 9
A) Cuando un animal es criado para la alimentación debe ser nutrido, instalado y transportado, así como sacrificado, sin que ello resulte para él motivo de angustia o dolor.

Artículo 10
A) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre.

B) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad del animal.

Artículo 11
A) Todo acto que implique la muerte del animal sin necesidad es un biocidio, es decir, un crimen contra la vida.

Artículo 12
A) Todo acto que implique la muerte de un gran número de animales salvajes es un genocidio, es decir, un crimen contra la especie.

B) La contaminación y la destrucción del ambiente natural conducen al genocidio.

Artículo 13
A) Un animal muerto debe ser tratado con respeto.

B) Las escenas de violencia en las que los animales son víctimas deben ser prohibidas en el cine y la televisión, salvo si ellas tienen como fin el dar muestra de los atentados contra los derechos del animal.

Artículo 14
A) Los organismos de protección y salvaguarda de los animales deben estar representados a nivel gubernamental.

B) Los derechos del animal deben ser defendidos por la ley, como lo son los derechos del hombre.

El texto definitivo de la Declaración Universal de los Derechos del Animal fue adoptado por la Liga Internacional de los Derechos del Animal y por las Ligas Nacionales afiliadas después de la Tercera reunión sobre los derechos del animal, celebrada en Londres en 1977. La declaración proclamada el 15 de octubre de 1978 por la Liga Internacional, las Ligas Nacionales y por las personas físicas que se asocien a ellas, fue aprobada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y posteriormente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Después de leer estos catorce artículos es evidente que aún queda mucho trabajo por hacer a la hora de conseguir una relación justa entre el hombre y los animales. Pero el primer paso en este camino es la información: descubrir que otro mundo es posible es quizá lo que necesitamos para aplicarnos a fondo en esa gesta particular contra el sufrimiento del resto de criaturas. Y es que el hermano perro, el hermano gato, el hermano caballo, la hermana rana, el hermano ratón, la hermana vaca, el hermano lobo, la hermana jirafa, el hermano halcón, la hermana paloma, el hermano delfín, la hermana foca y tantos, tantos hermanos merecen un trato digno y respetuoso, ni más ni menos. En nuestras manos está luchar para conseguirlo. Y un día como hoy es tan bueno como cualquier otro para empezar.

Si queréis saber más sobre San Francisco de Asís y su relación con el resto de criaturas o sobre la Declaración de los Derechos de los Animales, podéis leer los siguientes artículos:

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿Estás identificado? Nueva encuesta de octubre

Este mes se nos ha ocurrido que sería interesante saber cuántos de nuestros amigos están identificados y cuál es el método empleado con mayor frecuencia. De esta manera la pregunta de octubre es ¿Estás identificado? y las posibles respuestas que encontraréis en la encuesta situada en la columna de la derecha son las siguientes:

  • Sí, llevo chip (de esos que te pone el veterinario)
  • Sí, llevo una chapa con mis datos (la típica placa o pequeño recipiente que se lleva en el collar con el nombre y el teléfono)
  • Sí, llevo un tatuaje identificativo (de esos que también se hacen en el veterinario)
  • Sí, pero con otro sistema (cuando no sea ninguno de los anteriores)
  • Sí, con varios sistemas a la vez (si por ejemplo tienes chip y también llevas chapa identificativa)
  • No, no voy identificado de ninguna manera.
Esperamos que los participantes en este cuestionario sean muchos dado el interés de la pregunta. En el caso de que convivais varios peludos en casa identificados con sistemas diferentes no os preocupéis, pues podréis seleccionar varias respuestas a la hora de votar con el fin de que los datos sean tan ajustados a la realidad como sea posible. Como siempre, agradeceremos todos los comentarios que queráis dejarnos en relación con el tema que nos ocupa. Y sin más, os invitamos a votar.

Resultados de la encuesta de septiembre

Pues ha llegado el nuevo mes y eso significa que una de nuestras encuestas ha llegado a su fin. Lo que queríamos descubrir con nuestra pregunta del mes de septiembre es si nuestros amigos de cuatro patas conviven con niños. 27 han sido los participantes en este cuestionario y los resultados han sido los siguientes:
  • 6 amigos han votado la opción del , constituyendo un 22% del total.
  • 21 participantes seleccionaron el No, suponiendo el 78%.

Así, la mayoría de nuestros lectores han confesado no convivir habitualmente con niños pero comprobamos que un porcentaje nada despreciable (el 22%) sí comparte su día a día con humanos en versión infantil. Esta coexistencia mascota-niño es realmente beneficiosa para ambas partes siempre que se constituya desde el respeto y el cariño. Y cuando esto se consigue os aseguro que no hay nada más bonito que esa estampa cuajada de compañerismo e intimidad fruto de esa relación profunda, sincera y generosa que sólo puede darse entre la mascota y su niño, en definitiva entre dos buenos amigos. Seguro que conocéis casos de perros que vigilan a sus pequeños humanos, gatos que les arrullan durante su sueño, conejos o hamsters que les incitan a jugar,... Se trata de seres que se entregan al 100% en esa relación mágica que convertirá en mejores personas a esos niños que en un futuro no muy lejano serán adultos responsables e irremediablemente más respetuosos.

Gracias a todos los que habéis participado con vuestro voto y con vuestros comentarios. Ánimo a todos los que convivís con niños: vuestra labor como compañeros hoy supone el estímulo que necesitan esos pequeños humanos para ser mejores en el futuro. Y todos los que vivimos sólo con adultos no debemos olvidar que nunca hay que bajar la guardia porque no sería nada extraño que tras esa apariencia de humanos grandes se escondiera un corazón infantil que necesite durante toda la vida para latir la mirada de un perro, el ronroneo de un gato o las cabriolas de un roedor.

martes, 30 de septiembre de 2008

La cara y la cruz

La semana pasada, mi abuelita humana por parte de humana nos guardó un periódico en el que pudimos leer encantados una noticia con corazón felino. Se trataba del rescate de cuatro gatos atrapados en un incendio que había sido provocado por un perturbado. Uno de los mininos, afectado por el humo, tuvo que ser atendido porque presentaba problemas respiratorios y en las fotos que acompañan al artículo ha quedado inmortalizado un bombero sujetando la mascarilla de oxígeno para que el pequeño amiguete pudiera respirar. El resultado fueron cuatro peludillos rescatados de las llamas y una noticia que a todo amigo de los animales le hace sonreir.

Unos días después, nos enteramos de otro caso con un final bien distinto. En esta ocasión, el fuego también jugaba un papel importante, aunque la protagonista involuntaria era una galga. La pobre había aparecido quemada pero con vida. Los efectos del fuego eran evidentes en todo su cuerpo, pero especialmente en los ojos y en el morro, literalmente en carne viva. Tal era el estado de descarnamiento que presentaba su maltrecho cuerpo que los veterinarios que la atendieron no pudieron hacer más que evitarle mayores sufrimientos... Ahora ya descansa en paz. Curiosamente no se trataba de una galga anónima: resultó que llevaba chip y esto permitió localizar a sus dueños. De esta manera, los voluntarios que la habían encontrado se enteraron de cómo noches antes la casa de estas personas había sido asaltada por desconocidos que incendiaron un patio donde tenían a sus perros. Algunos animales se quemaron mientras otros intentaron escapar de las llamas. Nuestra malograda amiga fue una de las que intentó huir del infierno en el que repentinamente se había convertido su hogar, dejando atrás el fuego pero no el dolor de sus carnes carcomidas.

Estas dos historias son la cara y la cruz de una misma moneda: los gatos y perros protagonistas no cometiron otro delito que estar en el sitio equivocado en el momento menos apropiado, convirtiéndose así en víctimas de la sinrazón humana. Pero detengámonos a pensar en cuántas desgracias como estas deben producirse cada día. Muchas veces, los esfuerzos invertidos en la lucha contra los efectos de la locura y la maldad tienen como recompensa los suspiros aliviados y las sonrisas con sabor a final feliz. Pero en otras ocasiones, las lágrimas, la rabia y la impotencia son la respuesta ante los crueles actos de seres que de humano no tienen más que la apariencia: porque la humanidad implica la compasión ante las desgracias y sólo aquellos que no tienen corazón son capaces de arrastrar tras de sí los indelebles rastros del sufrimiento y del dolor premeditado e infligido voluntariamente.

Cuatro mininos rescatados de las llamas... Una galga quemada viva... Cara y cruz de una misma lucha... Sonrisas y lágrimas... Principio y fin...

Os dejamos estos enlaces por si queréis leer más acerca de cualquiera de los dos temas:

viernes, 26 de septiembre de 2008

¿Hasta cuándo durará?

En nuestra sección Cartas a Rumbo hoy vamos a tratar el tema del abandono. Lo haremos a través de las palabras de nuestro amigo perruno Dark que aborda desde su experiencia un asunto como este. Por suerte, su caso tuvo un desenlace feliz. Pero ¿cuántos amigos no tendrán tanta suerte? Pensad en ello mientras leéis esta carta.

Querido amigo Rumbo

Me he animado a escribirte estas líneas para volver a abrir un tema que parece que nunca pueda llegar a tener un fin y este no es otro que el abandono que sufren cada día tantos animales. Es un tema que me toca muy de cerca, pues yo mismo lo sufrí en mis carnes hará unos 4 años aproximadamente. Por aquel entonces yo vivía con mi adorada mamá y llenaba mi vida con todo el amor del mundo igual que yo, la adoraba a cada momento; pero un día, sin mediar palabra alguna, me abandonó porque a su pareja yo no le gustaba. De la noche a la mañana pasé de tener mis cosas, mi comida, mi casa y mi mamá a, estar encerrado en la jaula de una perrera compartida con 4 perros más sin el calor de nadie más que el de mis compañeros de encierro. Pasé miedo al principio y ladré como un loco para que no me dejase, pero mis súplicas no sirvieron de nada y me dejó ahí; como no entendía que pasaba, decidí que era mejor morir que vivir ese infierno y, literalmente esperaba que la muerte me llevase negándome a comer. Pero, alguien se fijó en mi y puso todo su empeño en que yo no me fuera de este mundo, dedicándome cariño y afecto lo que me devolvió un poco de vida, pero no del todo pues yo lo que quería era a mi mamá. Ese tiempo descubrí que es tener que luchar por un trocito de pienso o por una baldosa en un rincón de la jaula, el pasar del tiempo se me hacia eterno pues no tenía razón alguna para despertarme cada mañana. Hasta que un día, no se si fue el azar o quien sabe el qué, apareció delante de mi jaula una cara que me era conocida de mi pasado y al vernos nos reconocimos al acto, esa persona luchó para sacarme de esa jaula y llevarme a un sitio donde cuidaran de mi, poco podía imaginar que esa persona acabaría siendo la que es mi mamá hoy día. Con ese reencuentro volví a confiar en ella, me visitaba muy a menudo hasta que una noche, me tomó con ella y nos fuimos a casa; en esa casa he vuelto a jugar, a dar todo el amor que llevo, a tener una familia y lo más importante, a vivir pues todo lo que doy me es devuelto multiplicado por infinito.

Esta es mi historia y ojalá, fuera la de todos y cada uno de los animales, que un día sus queridos amos decidieron desprenderse por ser muy grandes, por ser una molestia, por sobrar ante el nacimiento de una criatura y tantas y tantas excusas que usa la gente para dejar a su suerte a estos animales que les han dado todo lo que tenían por ellos.

No sé si llegará un día en que los humanos se den cuenta de que no somos juguetes, estamos vivos, sentimos y tenemos un corazón que late por y para ellos; un día en que los refugios, perreras, casas de acogida y todo lo que hay hoy día para ayudar a estos animales, no sea más que un recuerdo ya que no serían necesarios, no sé si esto llegará ...

Pero dentro de todo ese dolor, quiero haceros la reflexión que cada vez hay más gente que arriesgará su vida por salvar un animal de una carretera, por rescatar un animal maltratado o para dar una segunda oportunidad a aquellos, que tanto amor les pueden dar.

Gracias por permitirme estas líneas amigo mío, un abrazo muy grande,
Dark.
Gracias a ti, querido Dark, por compartir tu historia con todos nuestros lectores. Gracias por poner un poco de esperanza a un tema duro y doloroso como el del abandono. Gracias a todas esas personas que permiten con su esfuerzo y dedicación que muchos de nosotros sigamos adelante para contarlo y para disfrutar de una segunda oportunidad (yo me incluyo en este grupo porque también sé lo que es dormir en las jaulas del albergue...) Pero ojalá llegue ese día en el que no sea necesario luchar en contra de situaciones como la que tú y yo padecimos, no porque nos hayamos cansado de luchar sino porque ya no será necesario. Estoy seguro, querido amigo, que llegará ese día. El día en el que historias como la tuya, como la mía y como la de tantos otros no sean más que leyendas, porque no puede ser de otra manera. Y cartas como la tuya son un paso más en el camino hacia el final de la pesadilla.

Todos aquellos que, como Dark o Alter Ego, queráis compartir, denunciar o comentar algún tema con nosotros no tenéis más que escribirnos a la dirección de e-mail gateraderumbo@gmail.com.
----------