lunes, 31 de diciembre de 2012

¡Feliz año nuevo! ¡Feliz gato negro!

Dicen por ahí que el año nuevo va a ser bastante malo, lastrado aún por la crisis y marcado por ese gafe intrínseco del número 13... Miedo, temor y pésimos augurios le preceden... Pero, si os paráis a pensarlo un momento, queridos lectores, toda esta mala e infundada fama convierte al 2013 (recurriendo a una metáfora gatuna) en el injustamente reprobado gato negro del calendario. Y, lejos de asustarnos y de creer en supersticiones vacuas, a nosotros nos encantan los felinos azabache, ¿o no? Así que demos una oportunidad a los próximos doce meses y no permitamos que nadie nos amargue el año aún antes de arrancar: aprovechemos sus cosas buenas y enfrentemos y aprendamos de las que no lo sean tanto, porque 2013 ya está aquí y, sea como sea y le pese a quien le pese, ¡no nos queda otra que superarlo! ¡Feliz gato negro! ¡Feliz año nuevo!

jueves, 27 de diciembre de 2012

Feliz Navidad, Splat

¿Qué tal habéis pasado la Navidad, queridos lectores? ¿Y qué tal se portó con vosotros el gordinflón del pijama rojo? En nuestra casa y a pesar de los tiempos que corren fue bastante generoso aunque, eso sí, lo que más nos gustó a todos fue el libro que le dejó a nuestra humana, Feliz Navidad, Splat, una obra divertida, infantil, ilustrada, felina y muy navideña.

El libro en cuestión narra las peripecias de un simpático gato durante el día de Nochebuena. Y es que quien, como Splat, le pide un gran regalo a Papá Noel debe demostrar que se lo merece portándose muy, pero que muy bien (aunque sea en el último momento) A pesar de sus buenas intenciones, el lío, ¡cómo no!, estará asegurado. Y la sorpresa la mañana de Navidad también... ¿Intrigados? Pues hasta aquí os podemos contar.

Feliz Navidad, Splat, editado por Jaguar en su colección Miau (ojo al guiño felino..), supone una nueva entrega de las aventuras de este simpático gato creado por el ilustrador británico Rob Scotton que ya nos sorprendió con la obra Splat el gato. Sus 36 coloridas páginas, su tierna historia y sus simpáticos personajes lo convierten en un precioso cuento apropiado para niños a partir de 5 años, siendo fundamental, llegados a este punto, recordar que la edad que importa es la del espíritu y no la del carné (Ejem, ejem...) Así que ya sea porque tenéis pequeños humanos en vuestro entorno o porque vosotros mismos estáis hechos unos chavales o unas chavalas, desde nuestra Gatera os recomendamos que valoréis este libro como una lectura dulce, cálida y de lo más acertada.

Como viene siendo habitual, os dejamos la referencia completa de la obra por si os apetece localizar algún ejemplar:
  • ROB SCOTTON, Feliz Navidad, Splat, Ed. Jaguar, Colección Miau, 2011, 36 págs. 

lunes, 24 de diciembre de 2012

Y Elmo armó el belén...

Con nuestros mejores deseos y los más cálidos de nuestros ronroneos...

Rumbo, Noa y Elmo.

Como podéis ver, queridos lectores, este año le ha tocado a Elmito eso de montar el belén (¿O es que al leer el título habíais pensado otra cosa? Ejem, ejem...) Y la verdad es que el pueblecito pintoresco con su estrella anunciadora le ha quedado de lo más propio, ¿o no?

viernes, 21 de diciembre de 2012

¡Feliz invierno!


Desde las 12:12 del 21 de diciembre estamos en invierno. Y, según dicen los expertos, con una duración prevista de 88 días y 23 horas, será el más corto en siglos...

Sea como sea, queridos lectores, desde nuestra Gatera os recomendamos que os abriguéis bien y que no dejéis de disfrutar al máximo de las bondades propias de la estación más blanca.

jueves, 20 de diciembre de 2012

¿Dónde estará el jamón?

¿Qué podemos añadir a esta evidencia fotográfica de puro pillaje gatuno, queridos lectores? Y es que, aprovechándose de un descuido de nuestra humana mientras colocaba las cosas de la compra, así de bien se posicionó el bueno de Elmito para cotillear sin prisa y con calma el contenido de la nevera. ¿Simple control de calidad? ¿Mera curiosidad felina? ¿O estaba buscando el jamón? ¡A saber! Pero ahora contamos con una prueba más que demuestra que no hay nada que se resista a nuestro pequeño gran gaturraca!

viernes, 14 de diciembre de 2012

Vayamos por partes...

Es posible que no esté bien que yo lo diga, pero lo cierto es que los gatos somos algo especial. Y aunque me refiero a los gatos al completo, presentes de la cabeza al rabo, parece que en porciones también somos bastante populares, habida cuenta de los nombres de partes felinas que empleáis los humanos para nombrar un montón de cosas. ¿Que no entendéis a lo que me refiero? Pues, parafraseando al famosísimo Jack the Ripper, vayamos por partes... Y es que si hace tiempo ya hablamos en nuestra Gatera de las variadas acepciones de la palabra gato, hoy lo que queremos presentaros es una lista de elementos y objetos más o menos cotidianos que son conocidos con el nombre de algún miembro, órgano o extremidad felinos. ¿Vamos allá?

Empecemos con una de las más facilitas y populares, la lengua de gato. Casi todos sabréis que tras esta denominación se esconde un dulce alargado tipo galleta o chocolatina pero ¿sabíais que una lengua de gato también es una clase de pincel plano de punta redondeada? Obviamente, en ambos ejemplos (dulce y pincel) es la forma la que justifica la asociación. ¿Y qué me decís de los pies de gato, ese calzado flexible y ligero que usan los escaladores? La relación en este caso con la habilidad y la agilidad gatunas es algo más que evidente, ¿o no? ¿Seguimos adelante? Y es que algo tan felino como los ojos de gato sirve para referirnos desde a una elegante gema hasta a los pequeños elementos reflectantes que marcan el límite de las carreteras, pasando por una nebulosa (la NGC 6543) en la constelación Dragón. ¿Denominador común de estos elementos tan dispares con una mirada felina? Sin lugar a dudas, su intenso brillo y su especial relación con la luz. Avanzando un poco en nuestra lista, nos encontramos con la mano de gato, uno de los ejemplos más espeluznantes en cuanto a su origen: se trata de un utensilio de tocador para aplicar polvos y aceites en el rostro que debe su nombre a que antiguamente eran confeccionados con suave pelo felino... Dicho esto, la relación del objeto con el término no nos deja demasiado lugar para la imaginación (Ejem, ejem...) Más amable que la anterior, otra expresión realmente curiosa (y al parecer propia de Costa Rica) es la de pelo de gato con el significado de suave llovizna, en alusión quizá a la ligereza y finura de unas gotas que, cual pelos felinos, lo cubren todo casi sin darnos cuenta... ¿Qué? ¿Sorprendidos hasta ahora? Pues conste que hemos dejado para el final el reino vegetal, sin duda el que se lleva la palma en esto de reutilizar partes felinas para denominar distintas hierbas y plantas basándose en la semejanza de formas y encontrándonos con variedades como la oreja de gato, los bigotes de gato, la uña de gato o el rabo de gato (estas dos últimas habituales de los estantes de las herboristerías)

Como podéis ver, los gatos así, a trozos, formamos parte de la terminología propia de un montón de áreas y sectores a priori nada felinos: botánica, repostería, arte, gemología, astronomía, deporte... Impresiona, ¿no? Y es que con todo lo dicho hasta ahora, cogiendo una parte de aquí y otra de allá, podríamos recomponer un gato frankensteiniano prácticamente entero aunque de aspecto bastante rarito en base a la ecléctica materia prima... Y seamos sinceros: curiosidades aparte, para ese resultado, mejor nos quedamos para terminar con un felino genuino y 100% natural, ¿o no?


Nota: A pesar de nuestra labor investigadora en diccionarios y enciclopedias no estamos seguros de no habernos dejado alguna que otra porción felina más o menos polivalente olvidada por ahí... Y por eso, queridos lectores, os agradeceríamos que si conocéis o recordáis algún ejemplo que debamos añadir a nuestra colección de partes gatunas ¡no dejéis de contárnoslo! 


Y gustosos nos editamos para incluir a la lista algunas partes de gato más: las catgut o tripas de gato (un tipo de sutura), los pantis piel de gato (esos opacos que se llevan tanto en invierno) y, ya en el mundo vegetal, las uvas cojón de gato (llamadas así porque su color y forma recuerdan a lo que nombran y con las que se hace un vino con el mismo nombre)... ¡Ahí es nada!

viernes, 7 de diciembre de 2012

Un buen seguro de vida

¿Sabíais que la gente que comparte su vida con gatos vive más y con mejor calidad de vida? Y es que los felinos, con nuestra compañía, logramos que los humanos os sintáis más relajados, reduciendo vuestros niveles de estrés de forma considerable. Asimismo, ciertos estudios concluyen que acariciar a un gato o dejar que se tumbe en el regazo regula la tensión arterial y relaja el pulso, siendo una terapia excelente para la salud en general y, en concreto, para el cuidado de vuestro corazón. Por eso, si convivir con un gato constituye además de todo un placer un buen seguro de vida, imagináos si es con dos, con tres, con cinco,... (Ejem, ejem...)

Al margen de estos beneficios colaterales para la salud, hay casos concretos en los que algún gato ha llegado literalmente a rescatar a sus humanos de alguna situación peligrosa. Y damos fé de ello porque precisamente a principios de mes se cumplió el aniversario del día en el que, hace ya unos cuantos años, un pequeño felino salvó la vida de nuestra humana. Fue la hazaña de un gato de pueblo que demostró ser todo un ángel guardián de mirada verde y largos bigotes... ¿Recordáis su historia?

Por cierto, en la imagen que acompaña a esta entrada podéis ver a la buena de Noíta, ejemplo perfecto de achuchable y relajante terapia. Y es que hacía tiempo que no poníamos ninguna foto suya y ya iba siendo hora ¿o no?

lunes, 3 de diciembre de 2012

¿Diciembre rompe tu rutina? ¡Última encuesta del año!

Recién estrenado diciembre y ya al borde del primero de sus puentes, nos ha dado por pensar que estamos ante un mes ciertamente ajetreado. Porque más allá de vuestras creencias y tradiciones, el último mes del año está imbuido del frenesí propio de todo lo que termina (el mes, el año,...) Si a este halo propio de los finales le sumamos el trajín de los días festivos, los encuentros habituales con familiares, amigos y compañeros, la posibilidad de algún viajecito en coche, tren, barco o incluso avión (si las huelgas lo permiten), los niños de san Ildefonso cantando los números de la lotería, la avalancha de adornos brillantes y de villancicos aflautados, las carreras en honor a san Silvestre, los regalos por comprar, las bandejas de pastas típicas, los horas extra en el trabajo, las vacaciones escolares, el fantasma del fin del mundo planeando de nuevo sobre nuestras cabezas y otro montón de cosas que seguro que se nos quedan en el tintero, el resultado viene a ser que nos encontramos ante un mes de auténtica locura. Y de toda esta vorágine decembrina surge la pregunta para nuestra última encuesta de 2012, porque cada caso y cada casa es un mundo y lo que queremos descubrir en esta ocasión es, queridos lectores, qué os depara este diciembre. O, dicho de otro modo: ¿Diciembre rompe vuestra rutina? Y las respuestas entre las que podréis seleccionar las vuestras son las siguientes:

- Entre unas cosas y otras, ¡sí! Para aquellos que entre familia, puentes, turrones y campanadas sepan que sus tranquilas vidas van a verse afectadas por diciembre...
- No, para nada. Para aquellos que estéis seguros de que, a pesar del ajetreo, vuestra rutina va a mantenerse dentro de unos valores normales...
- Pues aún no estoy segur@... Para los que aún no tengáis claro qué sorpresas (si las hay) os va a deparar este mes.
- Ninguna de las anteriores.

Lo dicho: ahora os toca a vosotros decidiros a participar en nuestra última encuesta del año. Recordad que, como siempre, encontraréis el cuestionario hasta final de mes (si los vaticinios mayas lo permiten...) en la columna de la derecha. Y tened en cuenta que cuantos más participemos, más interesantes y jugosos serán los resultados y que, como siempre, resultarán aún más sabrosos si los acompañáis de algún que otro comentario. Así que, ya sea a pesar o por diciembre, ¿quién se anima?  

domingo, 2 de diciembre de 2012

Resultados de la encuesta de noviembre

Durante el undécimo mes del año os planteamos como pregunta, queridos lectores felinos, si vuestros humanos solían hablar con vosotros y el resultado de nuestra elocuente encuesta viene a demostrar que a la mayoría nos hablan hasta por los codos: que si bla, bla, esto; que si bla, bla, lo otro... ¿O no? Es por ello que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que a un amplio porcentaje de humanos (en concreto, a un 67,74% entre los que se incluye la nuestra) les gusta hablarnos con frecuencia. En segundo lugar tenemos a los que nos hablan a veces (un 19,35%) seguidos por aquellos que nos hablan simplemente lo justo (un 6,45%) y quedando en lo anecdótico el resto de respuestas... Como todos los meses, os adjuntamos el reparto de votos para que valoréis por vosotros mismos los resultados:

¿Vuestros humanos os hablan?
Sí, ¡por los codos!, 21 votos (67,74%)
A veces..., 6 votos (19,35%)
Lo justo y necesario, 2 votos (6,45%)
Nunca, 1 voto (3,23%)
Ninguna de las anteriores, 1 voto (3,23%)

¿La tendencia que, en nuestra opinión, se adivina tras estas cifras? Sin duda, que la mayoría de nuestros humanos nos hablan y que muchos, más allá de la mera comunicación práctica, lo hacen casi de cualquier cosa. Y luego, pasa lo que pasa, porque ¿sabíais que cuanto más nos hablan más maullamos? ¡Normal! Hay que ser educado y contestar: porque a un bla por aquí le responde un miau por allá, y a otro bla, bla, ¿blabla? un marramiau, miau, mia... ¡Y a quejarse de que el gato no se calla! Pero esa ya será otra historia...

Muchas gracias a todos los que con vuestros votos habéis hecho posible que una nueva encuesta haya llegado a buen fin. Y nuestro agradecimiento más especial para Anónimo, Luna y Zeus, Lídia, Carlitos el Ocupa, Gema, Saida, Manderley de Guindilla y Canela, Fidel, Gris y Anónimo 2 por ser tan parlanchines y no poder resistirse a dejarnos un comentario.

viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Dónde está Elmo? (4ª entrega)

Que a Elmo se le da bien eso de esconderse no es ningún secreto y ya en otras ocasiones hemos traído el tema a colación... Si sumamos esa habilidad innata de nuestro pequeño piratilla a la necesidad felina de pasar lo más calentito posible estas frías tardes de finales de noviembre, el resultado, como podéis apreciar en la fotografía, se torna una auténtica melé vespertina de cojines y felino. Menos mal que en esta ocasión el bueno de Elmito traicionó involuntariamente su colorido aunque eficaz camuflaje cuando sacó las patitas a tomar el fresco, que otras veces ha tocado poner la casa patas arriba para lograr descubrir al señorito...


Conste que esta costumbre tan gatuna de pasar el rato escondidos puede llegar a trastocar la vida familiar, sobre todo esos días en los que nuestra humana tiene prisa. Y es que ella no puede salir de casa sin dejarnos ubicados y bien localizados y a veces, según dice, no se lo ponemos fácil... ¡Con lo divertido que resulta! ¿No entiende que lo hacemos por ella? ¡Y que no se queje, que sólo somos tres!

¿Y a vosotros, queridos lectores felinos? ¿Vuestros humanos os buscan y recuentan antes de salir de casa? ¿Se lo soléis poner fácil o sois buenos en el arte del escondite gatuno-humano? ¡No os hagáis los remolones a pesar del termómetro, salid de donde quiera que estéis y contadnos con pelos y señales vuestras mejores anécdotas sobre camuflaje!

sábado, 24 de noviembre de 2012

El poder de una manta

Mucha gente piensa que los gatos somos seres tremendamente sensitivos, con un espíritu interior fuerte y una percepción ampliamente desarrollada que nos permiten entrar en contacto con energías y fuerzas que rebasan lo apreciable a simple vista y que nos ayudan a deambular cómodamente por la frontera de lo mundano, estableciendo en nuestro paseo vínculos emotivos, en ocasiones difícilmente mensurables, con el entorno que nos rodea...

Dicho esto, permitid que os contemos una historia: la de un grupo de mujeres que, un buen día, decidió dar un poco de calor y de color a golpe de aguja a las vidas de unos gatos que esperaban pacientemente una oportunidad en el albergue de La Camada. Con ahínco y tesón, estas mujeres tejieron y tejieron confortables mantas que devolvieron la ilusión a las miradas de aquellos que se creían residentes eternos de los confines de la memoria y que, al percibir con ese sexto sentido tan felino el afecto entretejido junto a cada hebra, agradecieron el presente de forma clara y sincera, tal y como un gato es capaz de hacer. 

Aunque el cálido regalo significó algo especial para todos, un caso concreto atrajo la atención de los presentes: el de una gatita tímida y huidiza que resultó ser una de las primeras en salir y acurrucarse, eligiendo para ello una manta confeccionada por una anciana con alzhéimer... ¿Qué percibió para reaccionar así? ¿Qué fuerza empujó a esta gatita de caracter especial a hacer suya esa manta en concreto? ¿Qué clase de energía atrajo su atención? Pienso que, como humanos que sois, nunca podréis entenderlo al 100%; pero sí creerlo y, en lo profundo de vuestros corazones, sentir el fuerte lazo que, a pesar de la distancia, quedó establecido en el momento en el que esa gata y sus compañeros mulleron ese arcoiris de lana, cerrando un círculo de afecto que arrancó de la buena voluntad y el deseo de ayudar. Porque ese es el poder que puede encerrar una manta: la fuerza y el cariño para que un gato olvidado se sienta especial de nuevo, la energía para que los cuidadores de un refugio no arrojen la toalla, la alegría para que unas voluntarias sientan que su esfuerzo ha merecido la pena, el cobijo para que unos animales sin hogar puedan escapar del frío del invierno, la esperanza que nos ayuda a todos a seguir adelante...


Las hadas madrinas de corazones generosos y manos hacendosas que han hecho posible esta historia con final feliz son las colaboradoras del proyecto Entre agujas y patitas. O quizá, mejor que de historia, lo correcto sería hablar de capítulo porque una vez entregadas las mantitas a los gatos de La Camada estas mujeres ya se han puesto manos a la obra para ayudar a un nuevo refugio, El albergue de Luz. Desde aquí queremos aportar nuestro granito de arena difundiendo un proyecto maravilloso que derrocha optimismo por los cuatro costados, que acepta materiales y colaboradores y que ha llamado la atención de más de un bloguero en los últimos meses (precisamente hace un par de días publicaban una reseña al respecto en el blog de Gatos y Gatunos) Es lo menos que podemos hacer mientras esperamos, acurrucados en nuestras propias mantas o sobre el jersey que alguno de nuestros humanos dejó sobre la cama, que la suerte por fin sonría de oreja a oreja a cada uno de estos peludillos, miembros de una gran familia aunque, por desgracia, aún sin familia propia... Porque, queridos lectores, ese día llegará... ¡Tiene que llegar! Aunque esa ya será otra historia.

martes, 20 de noviembre de 2012

Un Silvestre muy romano

¿Nunca habéis encontrado entre vuestras fotografías, queridos lectores, alguna toma de la que ya no os acordabais? Pues eso es precisamente lo que nos ha ocurrido a nosotros con las imágenes que ilustran esta entrada, rescatadas casi por casualidad de entre las fotos tomadas por nuestros humanos durante los días que pasaron en Roma allá por el año 2009...

Y así, el retrato de este simpatiquísimo Silvestre, ejemplo perfecto que representa tanto la felinidad como el arte que confieren a la ciudad eterna ese brillo tan especial, ha sido rescatado hoy del baúl de nuestros recuerdos para ilustrar la sección dedicada a murales y pinturas urbanas de nuestra Gatera a pesar de no poder añadir señas ni datos más concretos sobre la misma. Ni siquiera podemos aseguraros si, refresco y hamburguesa en mano, este famosísimo gato continuará, más de tres años después, vigilando la persiana del restaurante de comida rápida en el que se encontraba... Pero sea como sea y más allá de lo que sabemos, de lo que no y del tiempo que ha pasado, de una cosa podemos estar seguros: de que esta obra, intensa, felina y de impecable factura, merece, a pesar del misterio, un lugar en nuestra colección de Gatos Urbanos. ¿O no?

lunes, 12 de noviembre de 2012

Gatos zurdos

¿Sabíais que muchos gatos somos zurdos? Pues así parece ser según se deduce del estudio llevado a cabo en 2009 por las doctoras Deborah Wells y Sarah Millsopp sobre un grupo de 42 felinos (21 machos y 21 hembras) Estas investigadoras observaron que si bien los gatos usaban indistintamente ambas patas durante los juegos sencillos, solían recurrir a la pata favorita cuando se enfrentaban a tareas más difíciles (como, por ejemplo, sacar una chuchería de un tarro de cristal), descubriéndose de este modo a los individuos zurdos. Lo más llamativo quizá sea que esta preferencia por el uso de la pata derecha o la izquierda parece tener una justificación hormonal relacionada con el sexo del gato, siendo las hembras mayoritariamente diestras y los machos zurdos. Curioso, ¿no?


Visto lo visto, creo que no os resultará difícil averiguar si el guardián de la original hucha de nuestra primita humana tiene más probabilidades de ser gato o gata... Y en cuanto a vosotros, queridos lectores felinos, decidnos: ¿sois diestros o zurdos? Sea como sea ¡no dejéis de contarnos!

Para saber más:

jueves, 8 de noviembre de 2012

Bad Kitty

Hoy vamos a presentar en nuestra Gatera a Bad Kitty, queridos lectores, una gatita gruñona y gamberra protagonista de una serie de libros infantiles, éxito de ventas en Estados Unidos, que acaba de llegar a España. Traducidas ya a castellano, sus locas aventuras se han estrenado en nuestras librerías con una caótica y accidentada fiesta de cumpleaños; y, por lo que hemos podido leer en los primeros capítulos, la cosa promete.

Estamos pues ante 156 páginas llenas de situaciones divertidas y chascarrillos felinos combinados con unas magníficas y simpáticas ilustraciones que arrancarán más de una sonrisa entre los lectores de espíritu joven, independientemente de su edad, descubriendo de paso capítulo a capítulo y de forma clara y sencilla facetas interesantes del maravilloso mundo gatuno. ¿Qué más se puede pedir?

Se trata, en definitiva, de una obra 100% recomendable tanto para los que tengáis pequeños en vuestro entorno como para aquellos que, a pesar de los años, sigáis siendo niños de corazón y de un detalle perfecto para regalar a humanos gateros especialmente cuando, como a nuestra humana hoy, les toque cumplir años. Os aseguramos que a ella le ha hecho muchísima gracia. Ya nos contaréis si a vosotros os gusta tanto.

Os dejamos la referencia completa de este libro, por si os apetece haceros con uno:
  • NICK BRUEL, Bad Kitty te invita a su fiesta de cumpleaños, Ed. Molino, 2012, 156 p. 

domingo, 4 de noviembre de 2012

¿Vuestros humanos os hablan? Encuesta de noviembre

Con el cambio de mes una nueva encuesta llega a la sección más cotilla de nuestra Gatera desde donde ya en otras ocasiones nos hemos interesado por descubrir, queridos lectores felinos, si erais unos maulladores natos; pero lo que queremos que nos confeséis hoy no es si vosotros sois parlanchines sino si vuestros humanos suelen hablaros. El caso es que, según recientes estudios, los gatos somos sensibles a los estímulos vocales y, por lo tanto, buenos escuchantes capaces de entender por el tono, el volumen o la intensidad de la voz lo que las personas quieren decirnos. Esto, sumado al interés y seriedad que aparentemente le ponemos a cualquier cosa (Ejem, ejem...), propicia que muchísimos humanos no duden en hablar de cosas más o menos nimias y durante más o menos tiempo con sus adorados felinos. ¿O no? Pues eso es precisamente lo que queremos descubrir. Y por ello la pregunta que lanzamos en esta ocasión es la siguiente: ¿Vuestros  humanos os hablan?, siendo las respuestas entre las que podréis elegir las vuestras las siguientes:

-Sí, ¡a todas horas! Este es el caso de aquellos felinos a los que sus humanos les hablan ¡por los codos!
-A veces. Para aquellos humanos que no puedan resistirse a hablar con sus gatos casi de cualquier cosa pero sólo de vez en cuando...
-Lo justo y necesario. Para aquellos cuyos intercambios vocales se limiten a informaciones básicas tipo: "¿Tienes hambre?", "A jugar", y poco más.
-No, nunca. Para los que vivan en un mutismo interespecies absoluto.
-Ninguna de las anteriores. 

Y así por nuestra parte y por el momento queda todo dicho. Ahora os toca hablar a vosotros, queridos lectores. ¿Vivís con humanos parlanchines? ¿El intercambio de palabras y maullidos es incesante? ¿Sois buenos escuchando? ¡No dejéis de contarnos! Tenéis de tiempo hasta el último día de noviembre.

Nota: Como el mes pasado tuvimos bastantes problemas con el cuestionario de la encuesta, os agradeceríamos que además de anotar vuestro voto (si internet os lo permite) dejaráis vuestra opinión sobre el tema en forma de comentario. Por si las moscas...

sábado, 3 de noviembre de 2012

Resultados de la encuesta de octubre

Por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, la encuesta del mes de octubre sobre la pervivencia de la mala fama felina ha quedado cerrada a cero (ya os comentamos hace unos días que algún problemilla técnico estaba afectando al recuento de votos del cuestionario) Menos mal que gato precavido vale por dos y que ante el vaivén de votos (que unos días aparecían y otros no) decidimos anotar los resultados a 29 de octubre. Conste que en general (y a pesar del contratiempo técnico descrito) la tendencia en esta ocasión era clara: y es que parece que los lectores coincidís al afirmar que los gatos seguimos siendo víctimas de una mala fama ancestral. Eso sí, mientras la mayoría defiende que este estigma nos marca aún hoy irremediablemente, otro grupo nada desdeñable ve la luz al final del túnel de los tópicos sobre felinos al opinar que los gatos vamos poco a poco desprendiéndonos de esa mala prensa que ha hecho mella sobre el colectivo gatuno durante generaciones. Por si tenéis curiosidad, pasamos a anotar el reparto de votos (tal y como constaba dos días antes de finalizar el mes)

¿Crees que los gatos aún somos víctimas de la mala fama?

Sí, sin duda. 19 votos, 59,4%.
Cada vez menos... 12 votos, 37,5%.
No, para nada. 1 voto, 3,1%.
No estoy segur@. 0 votos.
Ninguna de las anteriores. 0 votos.

En conclusión y ante estas cifras, un 96,9% de los participantes en nuestra consulta opina que la reputación de los felinos sigue siendo mala aunque por vuestros comentarios también se deduce que esto se debe a que muchos humanos, parapetados tras ciertos estereotipos, no se molestan en aproximarse al mundo felino. Y es que, como muchos habéis dicho, ¡conocernos es querernos! Así que, gatófilos del mundo, la misión está clara: ¡a difundir las bondades de los gatos toca! ¿O no?

Sólo nos queda dar las gracias a todos los que con vuestros votos habéis hecho posible que hoy estemos publicando estos resultados, siendo nuestro agradecimiento especial para Mai, Gema, Anónimo, Todo sobre mi gato, Gris, Dark, Elvira, Kira, Oki, De la Vega, Fidel, Lídia y Carlitos el Ocupa, lectores de nuestra Gatera que constituyen un grupo felino al 100% y que no dejaron pasar la oportunidad para transmitirnos su opinión sobre el tema en forma de comentario.

miércoles, 31 de octubre de 2012

¡Halloween!

Como cada año al llegar el 31 de octubre, queridos lectores, desde nuestra Gatera os deseamos que paséis un Halloween de miedo... ¡Miaaaauuuu!

viernes, 26 de octubre de 2012

I hate cats

Fijaos en la perla (nótese la ironía contenida en nuestro arranque) que encontró nuestra humana hace unos días en la gramática de un libro de texto de la asignatura de inglés de 3º de la E. S. O. a la hora de explicar el uso de los tiempos verbales. ¡Pero será posible! Y es que ya podían fomentar en las aulas el amor bien entendido y no el odio a los felinos a la hora de enseñar idiomas, digo yo... Nuestra más sincera enhorabuena (y vuelva a evidenciarse nuestro tono burlón, queridos lectores) para los autores y editores del Oxford Spotlight 3, un manual de lengua inglesa bastante habitual entre los alumnos de secundaria de nuestros institutos, porque, para nuestro gusto, se han lucido de lo lindo en la página 112.


Conste que ni al pelaje nos viene la frasecita de marras para ilustrar la encuesta planteada este mes en nuestra Gatera. Porque ¿creéis que los gatos aún somos víctimas de la mala fama? ¿Los felinos domésticos estamos sometidos al lastre de unos tópicos peyorativos e injustificados? ¿O la cosa, poco a poco, está cambiando? ¡Esperamos vuestras respuestas!

Nota: Algún problema de Blogger (¿Duendes de Halloween? ¿Hackers informáticos?...) está afectando al cuestionario colgado en la columna de la derecha. Y es que, a cinco días de la fecha de cierre, se han borrado todos los votos recogidos y, al menos por ahora, la cosa sigue sin funcionar. ¡Misterios de internet! ¿Qué le vamos a hacer? Aunque si todavía estáis interesados en participar opinando sobre la situación actual de la mala prensa felina, haced el favor de dejarnos vuestro voto en forma de comentario.


Nota 2: Gracias a todos, queridos lectores, por haberme hecho llegar tan buena energía y todas esas vibraciones positivas, achuchones, ronroneos y abrazos que me van ayudando en mi convalecencia. ¡Con tanto ánimo seguro que pronto estaré recuperado del todo! Pero esa ya será otra historia...

lunes, 15 de octubre de 2012

Algo pachucho...

Pedimos disculpas por nuestra ausencia de estos últimos días, queridos lectores, pero es que resulta que he pasado unas jornadas algo pachucho: unos problemas gastrointestinales me han obligado a visitar la clínica veterinaria con excesiva asiduidad durante la última semana (Ejem, ejem...) Y el caso es que a pesar de que todavía no me han dado el alta médica definitiva y de que sigo en tratamiento y oficialmente convaleciente, he querido aprovechar que me encuentro un poquito mejor para deciros que seguiremos por aquí, con los reflejos quizá un pelín lentos, pero atentos a los movimientos constantes de la cambiante blogosfera.

Y ya que hablamos de indisposiciones, enfermedades y dolencias permitidme aclarar que, obviamente, lo malo de estar enfermo es sin duda el malestar general que te domina, pero conste que las perrerías a las que te someten en el veterinario con la excusa de que te sientas mejor no tienen desperdicio: "¿Te duele la barriga? Pues déjame que te la apretuje." (Mmmm...); "Abre la boquita y tómate este potingue que huele a rayos..." (Puaj...); "¿Pero por qué lo escupes?" (Puaj, puaj...); "No te muevas, que es sólo un pinchacito de nada." (¡Pues pínchate tú!); "Un momentito y te tomamos la temperatura." (Pero... ¿Por dónde...? ¡Oh, oh, oh!); "¡Otro pinchacito y verás cómo te sientes mejor!" (¿Acaso te piensas que mi trasero es una diana?); y así, como muchos de vosotros ya sabréis, podríamos llegar hasta el infinito y más allá... ¿O no?

Menos mal que siempre te queda el consuelo de volver a casa para que tus humanos sucumban a tu irresistible mirada de pena y te consientan y te mimen... Bueno, eso cuando no te ponen a dieta estricta, te prohiben comer hierba, chuches o paté, te recetan un asqueroso jarabe cada doce horas y te controlan hasta para ir al arenero... Porque ¡menuda cruz! Pero... Esa ya será otra historia...

martes, 2 de octubre de 2012

¿Creéis que los gatos aún somos víctimas de la mala fama? Encuesta de octubre

Llega octubre y con él una nueva oportunidad para participar en una de las encuestas de nuestra Gatera. Y lo que se nos ha ocurrido preguntaros en esta ocasión, queridos lectores, es si vosotros pensáis que los gatos aún somos víctimas de esa mala fama ancestral forjada a lo largo de los siglos a partir de leyendas y supersticiones con escasa o nula base real pero con la suficiente fuerza como para haber estigmatizado al colectivo felino durante generaciones. Y conste que no sólo nos referimos a represantaciones estereotipadas propias del imaginario colectivo como la de los felinos acompañantes de las brujas o la escasa suerte asociada a los gatos de pelaje azabache porque, lamentablemete, la mala prensa gatuna abarca muchísimo más. ¿O acaso nunca os habéis topado con alguien a quien le repugnen los gatos sin más? ¿Que incluso sin conocernos nos odie con todas sus fuerzas? ¿Que piense que somos traicioneros, falsos, sibilinos, malvados? ¿Gente que considere que los gatos no somos más que una plaga? ¿Que somos sucios, molestos, meros reservorios de parásitos y de enfermedades? Todas estas perlas cotidianas (y algunas más) combinadas con la imagen transmitida a través de ciertos tópicos culturales de matiz peyorativo son las que en nuestra opinión componen ese halo de reputación infame vigente aún en pleno siglo XXI y que justifica para muchos humanos que los gatos estemos en el punto de mira.

Por suerte para el colectivo felino, cada vez son más los gatófilos que se han molestado en conocernos y que han descubierto nuestros múltiples encantos pero a pesar de esto (y ahí va nuestra pregunta) ¿creéis que los gatos aún somos en general víctimas de la mala fama? Las respuestas que os proponemos son las siguientes:

- Sí, sin duda.
- Cada vez menos...
- No, para nada. 
- No estoy segur@.
- Ninguna de las anteriores. 

Y así, una vez planteada nuestra consulta, ahora os toca a vosotros participar. Recordad que el cuestionario estará colgado, como siempre, hasta el último día del mes en la columna de la derecha y que agradeceremos cualquier comentario o reflexión que queráis compartir, resultando especialmente atractivo poder leeros al tratarse de un tema como el propuesto. ¿Os animáis?

lunes, 1 de octubre de 2012

Resultados de la encuesta de septiembre

Como ya sabréis, queridos lectores, nuestra encuesta del mes pasado iba de acróbatas y saltimbanquis felinos, llegando con la despedida a septiembre el momento perfecto para publicar sus resultados. Hemos de confesar que ha sido toda una sorpresa comprobar que muchos de nuestros lectores felinos saltan más bien poco o nada, quedando este grupo compensado en su falta de impulso por la unión de los que saltan lo normal y mucho. ¿Se adivina en el enfrentamiento entre ambos bandos la imposición de los achaques de la edad frente a la energía imparable de la juventud? Interpretaciones aparte y ciñéndonos a cifras absolutas, lo cierto es que la respuesta más respaldada por vuestros clics (un total de 8) corresponde a aquellos que saltan poco, siendo sin lugar a dudas la opción más votada. Como siempre, os dejamos el recuento para que valoréis la situación vosotros mismos:

¿Eres saltarín o saltarina?
Mucho, 6 votos (27,3%)
Lo normal, 6 votos (27,3%)
Poquito..., 8 votos (36,3%)
Nada, 2 votos (9,1%)
Ninguna de las anteriores, 0 votos.

Y con la publicación de estos datos y con nuestros sinceros agradecimientos a todos aquellos que os dejasteis caer por nuestra sección más cotilla (guiños especiales a Gema, Anónimo y Gatos y Gatunos por sus comentarios), damos por concluida la consulta del noveno mes de 2012. Y recordad que en nada podréis encontrar una nueva encuesta de temática felina en nuestra Gatera porque aunque es cierto que la curiosidad podría matarnos, vivir en la ignorancia es algo inaceptable. ¿O no?

sábado, 29 de septiembre de 2012

¡Dichosa paticura!

Y no añado nada más porque creo que en esta ocasión mi pose y mi cara dicen más que suficiente... ¡Pero poooobrecito de mí!

sábado, 22 de septiembre de 2012

viernes, 14 de septiembre de 2012

Sobre fondo naranja...

¿Sabíais que dicen que el color naranja ayuda a renovar la ilusión de la vida, a alejar las energías negativas y a estimular la mente? Pues si eso es así hace tiempo que en Valencia nuestros humanos consiguieron las fotos optimistas y alegres de dos gatos, negro el primero y amarillo el segundo, que ven pasar la vida felices y contentos sobre un intensísimo fondo naranja. La casualidad quiso que los encontraran al girar por la calle de la Taula de Canvis, cerca del Mercado Central de la capital del Turia, y lo cierto es que con su presencia estos dos felinos, obra de Carosel, aportan un aire renovado y cálido al rinconcito que ocupan y decoran, habiéndose ganado un espacio urbano olvidado y prescindible gracias a una obra sencilla pero perfectamente integrada que destaca por su innegable potencia cromática.

Sirva la imagen de estos dos gatitos, con su actitud serena en contraste con el vehemente fondo, para desearos desde nuestra Gatera lo mejor de lo mejor, queridos lectores, en este ecuador del mes de septiembre. ¡Y que la fuerza del naranja os acompañe!

lunes, 10 de septiembre de 2012

Ritmos felinos

¿No os parece que este año se está haciendo más difícil de lo normal retomar el ritmo? Porque aunque septiembre lleva luciendo en nuestros calendarios más de una semana, aún flota en el ambiente esa pereza que nos da dejar atrás el veranito, retomar nuestras rutinas, poner rumbo al otoño... ¿Tenéis la misma sensación o directamente sois víctimas de la astenia pre-otoñal? El caso es que para poner freno a esta apatía generalizada se nos ha ocurrido un remedio sensacional, queridos lectores, mucho más efectivo que una pastilla de regaliz o un jarabe para la tos: ¿qué os parece un juego?

En busca de nuestro ritmo perdido, nada mejor que recurrir a la música, esa que amansa a las fieras, que acompaña en las alegrías y también ayuda a superar las penas; nada mejor que sumergirnos en una buena canción para hacer acopio de energía positiva. Y si se trata de una selección felina, mejor aún, ¿o no?

Pues eso es lo que buscamos: canciones a lo largo y ancho del cancionero nacional e internacional con gatos encerrados entre sus títulos y sus letras. Y necesitamos de vuestro ingenio y de vuestra ayuda para conseguir recopilar el mayor número posible. ¿Os animáis? Sólo tenéis que dejar vuestra selección más felina en forma de comentario, indicando el autor y/o cantante, el título y, a ser posible, la parte de la letra que justifica vuestra elección. Vendría a ser algo así:


Y nos dieron las diez... de Joaquín Sabina.

"-Cántame una canción al oído
y te pongo un cubata.
-Con una condición:
que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata..."

Podéis postular canciones con cualquier ritmo, de cualquier época y lugar de procedencia, en cualquier idioma, incluso sin letra, que lo importante es agrupar en esta entrada un buen número de ellas.  Nosotros ya hemos inaugurado la lista con Y nos dieron las diez... Ahora os toca a vosotros: ¡ánimo y a cantar, que cuantos más seamos, más divertido resultará!

domingo, 2 de septiembre de 2012

¿Eres saltarín? Encuesta de septiembre

Con las pilas recargadas tras el descanso agosteño, volvemos con los primeros días de septiembre listos para afrontar una nueva etapa y para plantearos, queridos lectores, una nueva encuesta. Pletóricos como nos sentimos tras el periodo vacacional se nos ha ocurrido que no estaría de más gastar parte de nuestra energía preguntando si vosotros, amiguetes de cuatro patas, sois de naturaleza saltimbanqui o, dicho de otro modo, si sois animalillos saltarines. Las respuestas entre las que podréis seleccionar las vuestras son las siguientes:

¿Eres saltarín o saltarina?

-Mucho, para aquellos que no paréis de dar botes ni dormidos y que seáis por ello equiparables al famoso enano Rumpelstiltskin.
-Lo normal, para los que saltéis si os apetece, a veces más, a veces menos, pero sin que jamás resulte excesivo.
-Poquito..., para los que saltéis con cuentagotas, en poquísimas ocasiones y sin excederos ni en un saltito de más...
-Nada, para los que no salten nunca jamás.
-Ninguna de las anteriores.

¡Mucho ánimo y a brincar toca! Como siempre, agradeceremos encarecidamente los comentarios al respecto, así que si tenéis una marca de Guiness en salto de altura o una habilidad innata para rebotar de acá para allá ¡no dejéis de contarnos! Recordad que la consulta estará disponible en la columna de la derecha hasta el último día del mes, siendo posible seleccionar varias respuestas simultáneas en función de las distintas opciones presentes en cada una de vuestras familias.

sábado, 1 de septiembre de 2012

Resultados de la encuesta de agosto

Despedimos agosto con gusto (porque vaya mes más caluroso nos ha tocado pasar) y con su final llega el momento de publicar los resultados de nuestra encuesta. Esta vez, gracias a nuestra inmensa curiosidad felina, nos hemos enterado que esto de cambiar de residencia durante las vacaciones no es algo extraño pero tampoco excesivamente popular, siendo mayoría los amigos que pasan los días de descanso en su residencia habitual (un total de 47,36%), bien sea solos (21,05%) o acompañados por sus humanos (26,31%) Visto esto, lo cierto es que los votos, bastante repartidos en esta ocasión entre las opciones propuestas, han quedado recogidos de la siguiente manera:

¿Vas a cambiar tu residencia durante estas vacaciones?

Sí, 4 votos (21,05%)
No, 4 votos (21,05%)
Las pasaremos todos juntos en casa, 5 votos (26,31%)
Aún no lo hemos decidido, 1 voto (5,25%)
No tenemos vacaciones este año, 2 votos (10,53%)
Ninguna de las anteriores, 3 votos (15,79%)

Eso es todo y ahí queda eso, dejando atrás por fin y con estos datos el periodo vacacional por excelencia. Aunque no queremos despedirnos sin dar las gracias antes, como viene siendo habitual, a todos los lectores que con sus votos han hecho posible que esta consulta haya resultado un éxito, siendo nuestra gratitud especialmente cálida para aquellos que como Anónimo, Lobita, De la Vega y Gema enriquecieron su paso por la encuesta de nuestra Gatera con algún que otro comentario.

sábado, 25 de agosto de 2012

El 75, "El Gato"

Aprovechando la reedición del listado ilustrado que ha lanzado la ONCE recientemente, se nos ha ocurrido que no estaría nada mal compartir con todos vosotros, queridos lectores, una costumbre simpática y colorista propia, que nosotros sepamos, de las provincias de Alicante y Murcia y que consiste en dar nombre a las terminaciones de los números de la lotería. Ese es el motivo por el que en esta zona no suele venderse ni comprarse un décimo o cupón terminado en 10,  46 o 95, sino "La Rosa", "El Sombrero" o "El Pavo" directa y respectivamente. Con un rico y variado repertorio que recorre los números del 1 al 100, resulta obvio que no podía faltar un lindo gatito, camuflado (por si queréis saberlo) tras la terminación 75.

¿Os resultó curioso o ya conocíais esta costumbre? ¿En vuestra zona los números tienen también nombre? ¿Os animaréis a jugar a "El Gato"? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Y para los que seáis curiosos como felinos y queráis descubrir el nombre del resto de terminaciones, os dejamos aquí este enlace en el que podréis consultar el listado completo [Disponible a 25 de agosto]

sábado, 18 de agosto de 2012

¡Olas de calor!

Con los termómetros de nuestra ciudad rondando a estas horas los 35º y ante la previsible tendencia a que sigan subiendo, nada mejor que buscarse una postura felina y cómoda (a ser posible a la sombra) para aguantar este calor, ¿o no?

¿Y vosotros, queridos lectores? ¿Cómo estáis sobrellevando este sofocante agosto? ¿Bien? ¿Regular? ¿Mal? Sea como sea y a pesar del sopor ¡no dejéis de contárnoslo!

lunes, 6 de agosto de 2012

¿Brindamos?

En estos tiempos que corren en los que subsistir es casi un arte, nada mejor que echarle a la vida de vez en cuando un poco de chispa y de optimismo, ¿o no?. Y ese es el motivo por el que hoy os traemos, queridos lectores, este fresco y desenfadado Homenaje Blanco D. O. Navarra de las Bodegas Marco Real en edición limitada con felinísima etiqueta diseñada por American Pérez. A los que os guste el vino, os recomendamos que lo probéis. Y si no os enloquecen los caldos blancos no sufráis puesto que están también disponibles en edición gatuna botellas tanto de tinto como de rosado a un precio que ronda los 4€, independientemente del tipo que escojáis. Si, por el contrario, sois de los humanos que no suelen beber o sencillamente no os apetece, disfrutad al menos de la estampa joven y llena de energía de esta estilizada botella que luce con elegancia a un sencillo y simpático gato negro perfecto en su papel de reclamo de la marca. ¡Chapeau por el diseño! Y así, sin duda y lo miremos por donde lo miremos, estos vinos constituyen un detalle perfecto a tener en cuenta para próximas reuniones con familiares o amigos.

Hecha la recomendación y aprovechando la tesitura y nuestra entrada, desde La Gatera os proponemos simple y llanamente que nos unamos en un brindis común, queridos lectores, en un augurio de todo lo bueno que, estamos seguros, está aún por llegar. Y si dicen que al mal tiempo hay que ponerle buena cara, ¿por qué motivo no elegir como mascarón de nuestros buenos deseos la cara de un gato?

¡Mil gracias a nuestros abuelitos humanos que nos informaron acerca de la existencia de este vino tan felino!
 

Si te gustó esta entrada, puede que también te interese...
Porque hace algo más de un año ya os hablábamos de estos otros vinos con gato encerrado... ¿Los recordáis?

viernes, 3 de agosto de 2012

¿Vas a cambiar o has cambiado de residencia durante estas vacaciones? Encuesta de agosto

¿No os da la sensación de que con la llegada de agosto, mes vacacional por excelencia, el devenir diario se recrea en una pausa? Todo adquiere un ritmo calmo y tranquilo supeditado al son de un incansable termómetro que no suele conceder treguas... Pero en nuestra Gatera no estamos dispuestos a claudicar y por eso aquí os traemos, como siempre, la encuesta del mes. ¿Os animáis a participar?

El caso es que, pensando, pensando, se nos ha ocurrido que, dejando los tópicos de lado, lo cierto es que el verano es aún la estación en la que se concentran las vacaciones y, por lo tanto, el momento que mucha gente aprovecha para viajar y cambiar de aires. Pero ¿qué pasa con vosotros, queridos lectores felinos? ¿También cambiaís de residencia durante las vacaciones? ¿Os mudáis a un apartamento en la playa o a la casita de la montaña con la familia? ¿Pasáis unos días en un hotel o residencia para gatos? ¿Vais a casa de algún amigo o familiar? ¿O, por el contrario, sois de los que os quedáis de rodríguez en vuestra residencia habitual esperando el regreso de vuestros humanos? De esta manera, la pregunta para la consulta de este mes es la siguiente: ¿Vas a cambiar o has cambiado de residencia durante estas vacaciones? Y las respuestas entre las que podréis elegir las vuestras son las siguientes:
  • , para aquellos que vayan a viajar o hayan viajado con su familia, o se trasladen o se hayan trasladado a la casa de un amigo, de un familiar o a una residencia durante el viaje de sus humanos.
  • No, para los gatos que vayan a quedarse o ya se hayan quedado sólos en su domicilio habitual mientras sus humanos se van de viaje.
  • Las pasaremos todos en casa, para aquellas familias que vayan a disfrutar (o hayan disfrutado) de estas vacaciones descansando en sus residencias habituales.
  • Pues aún no lo hemos decidido, para los viajeros last minute que aún tengan esa decisión por tomar...
  • No vamos a tener vacaciones este verano... Para los que disfruten de sus vacaciones en otras épocas del año.
  • Ninguna de las anteriores, para los que no se sientan identificados con ninguna de las respuestas sugeridas.
¡Mucho ánimo a todos y a votar se ha dicho! Que estamos seguros de que sean como sean vuestras vacaciones podéis encontrar un momento del octavo mes del año para participar. Y, si de paso, os animáis a dejar un comentario al respecto del tema, ¡miel sobre hojuelas! Recordad que el cuestionario estará disponible hasta el día 31 de agosto en la columna de la derecha.

Nota: Que quede claro que los que hayáis disfrutado del grueso de vuestras vacaciones en junio o julio podéis contarnos, aunque sea a toro pasado, lo que habéis hecho.

jueves, 2 de agosto de 2012

Resultados de la encuesta de julio

Inspirados por los calores propios del mes de julio se nos ocurrió preguntaros si vosotros, queridos lectores felinos, habíais probado en alguna ocasión el helado (independientemente de su textura, de su sabor o de las circunstancias de la cata) Y lo cierto es que, aunque el reparto de votos ha resultado bastante equitativo, la ganadora a priori parece ser la opción de aquellos que ni siquiera sabían de qué les estábamos hablando con un total de 6 votos. Y decimos lo de a priori porque esta respuesta ha quedado muy cerca de las elegidas por aquellos que confiesan que les encanta y por los que al menos han probado el helado en una ocasión, con 4 votos cada una: si sumáramos estas dos opciones, vendrían a representar los 8 votos de esos felinos que sí han probado el helado. ¿Conclusión de este galimatías numérico? ¡Elemental! Hay más gatos a los que se les ha ofrecido helado y lo han probado que a los que no. Aparte quedarían los que aún no lo han hecho pero tampoco lo descartan (2 votos) y los que nunca han querido probarlo a pesar de haber tenido la oportunidad (4 votos) Pero, como siempre, os dejamos los resultados para que les podáis echar un vistazo con detenimiento.

¿Has probado el helado?
  • Sí y me encanta, 4 votos (19%)
  • En alguna ocasión, 4 votos (19%)
  • Nunca he querido, 4 votos (19%)
  • Aún no..., 2 votos (9,6%)
  • ¿Helado? ¿Y eso qué es?, 6 votos (28,6%)
  • Ninguna de las anteriores, 1 voto (4,76%)
 Y con esto y un bizcocho (con o sin helado, que eso va en función del gusto) damos por zanjada la séptima consulta del año, no queriendo irnos sin agradecer antes su participación a todos los lectores que con sus votos han hecho posible que hoy estemos aquí elucubrando. Y, como siempre, nuestras gracias especiales son para Gema, Gatos y Gatunos, Fidel, Anónimo y Okinawa que endulzaron su paso con sus refrescantes comentarios.

lunes, 30 de julio de 2012

Tranquilidad estival...

Hoy queríamos traeros, queridos lectores, esta imagen relajada y felina tomada por nuestro humano hace unos días en el casco antiguo de Altea, indicando con ella que, como el gato de la foto, seguimos por aquí aunque, sin lugar a dudas, sumidos de pleno en un tranquilo sopor estival...

lunes, 16 de julio de 2012

Encima de la mesa tengo un nido...

Inspirado por la famosísima canción Mi casita de papel de la Radio Topolino Orquesta, he decidido que lo mejor que podía hacer para optimizar mi situación doméstica y marcar la diferencia con el resto de felinos de esta familia era agenciarme mi propia vivienda aunque en mi caso, en lugar de de papel, de cartón corrugado, material que para cualquier gato resulta más atractivo y, sin duda, mucho más resistente. ¿A que os gusta?


Metido en harina con el tema de la mudanza, se me ocurrió adaptar a mi realidad una de las estrofas más conocidas de esta famosísima y pegadiza canción que, una vez que se te mete en la cabeza, no se puede dejar de tararear:

"Qué feliz que seré sólo yo
y qué dulces mis sueños serán
pasaré cada noche de lujo
durmiendo en mi casita de cartón..." 

¡Ains! ¡Si es que, en el fondo, soy un poeta y un sentimental! ¿O no?

Nota: No es que nuestros humanos se hayan tornado unos artistas del cartón de repente sino que esta casita se vendía precortada y lista para montar. Lamentablemente, la web donde la adquirieron ya no está disponible...

sábado, 7 de julio de 2012

¡Y ya van ocho!

Cada séptimo día del séptimo mes de cada año es una fecha señalada en casa porque, como muchos sabréis, celebramos mi cumpleaños. Y, aunque a algunos lectores les pueda parecer mentira al verme tan rechonchote, simpático y jovial, este año ya me caen ocho. Quién lo diría, ¿no? Si parece que fue ayer cuando llegué desde el albergue. Ains, ¡cómo pasa el tiempo!

Reflexiones sobre la leve juventud aparte, hoy lo que hay que hacer es disfrutar de la jornada tal y como el evento merece: aprovechando los privilegios de ser por un día rey único e indiscutible de esta casa. Porque compartir la vida (y la corona) con dos gatos y dos humanos está muy bien, pero ser el protagonista absoluto durante 24 horas aunque sea una vez al año ¡os aseguro que no tiene precio!

Felicidades a todos los amigos que, como nuestra Chiqui, cumplen años también hoy. ¡Disfrutad al 100% de mi día! Esto... Digo... ¡del vuestro! (Ejem, ejem...)

lunes, 2 de julio de 2012

¿Habéis probado el helado? Encuesta de julio

Las sofocantes jornadas estivales que estamos padeciendo desde finales de junio han llegado inevitablemente acompañadas, un año más, de los habituales artículos y consejos para evitar sustos derivados de los efectos de las altas temperaturas. Las recomendaciones, aplicables en líneas generales tanto a felinos como a otros animales (incluídos los seres humanos), pueden resumirse básicamente en no exponerse en demasía al sol, refrescarse e hidratarse a menudo, permanecer en espacios frescos y bien ventilados y evitar realizar actividades fuertes a las horas más calurosas del día. ¿A que os suena la cantinela? 

El caso es que este insoportable calor nos ha llevado a pensar en la cantidad de formas que tienen los humanos para sobrellevar los rigores del verano: ventiladores, aparatos de aíre acondicionado, camisetas de tirantes, cubitos de hielo, piscinas,... siendo una de las más apetecibles y sabrosas, sin duda, la visita a la heladería. Y así, llevados de la mano de nuestra reciente entrada sobre los alimentos dulces y los gatos, se nos ha ocurrido que estaría bien descubrir, queridos lectores felinos, si habéis probado en alguna ocasión los helados. Las respuestas entre las que podréis elegir las vuestras son las siguientes:
-Sí y me encanta. Para aquellos que no sólo lo hayan catado sino que se sientan irrefrenablemente atraídos por su sabor, textura o frescor.
-En alguna ocasión... Para los que alguna vez lo hayan probado pero sin locura de por medio...
-Nunca he querido. Para los que hayan tenido la ocasión de probar y, voluntariamente, hayan pasado del asunto.
-Pues aún... Para los que hayan intentado probarlo, se sientan tentados pero, por circunstancias de la vida (llámense humanos entrometidos) todavía no lo hayan conseguido...
 -¿Helado? ¿Y eso qué es? Para aquellos que no sepan ni qué es un helado.
 -Ninguna de las anteriores.
Conste que ya sabemos que ni las cremas heladas, ni los cucuruchos ni los polos constituyen alimentos propios ni adecuados para felinos caseros pero, entre nosotros: ¿quién no ha probado en alguna ocasión, con o sin permiso de sus humanos, una cucharadita de yogur, un poco de nata montada o un pelín de mantequilla? ¿Ehhhh? Así que no lo penséis más y confesad antes de que nos derritamos con estos calores: ¿habéis probado el helado o no? Recordad que encontraréis nuestra encuesta disponible en la columna de la derecha hasta el último día de julio, siendo vuestra participación más refrescante si cabe si, de paso, os animáis a dejarnos un comentario rico, rico.  

Resultados de la encuesta de junio

Finalizado el sexto mes del año, gracias a vuestros votos nuestros sueños no se han tornado en pesadilla, pudiendo pasar una vez más a contabilizar los resultados de una recién terminada encuesta. Y la conclusión casi unánime en esta ocasión nos conduce a afirmar que, en opinión de los participantes, los gatos, sin lugar a duda, soñamos.

El caso es que nuestra curiosidad felina nos condujo a consultaros durante junio, queridos lectores, acerca de la capacidad de los felinos para soñar y creemos que se podría decir más alto pero nunca más claro: a un 90% de vosotros no le cabe duda al respecto, mientras que sólo un 6,7% ha optado por dudar ligeramente y un 3,3% ha preferido no contestar. Os dejamos, como siempre, el reparto de votos para que podáis echarle un vistazo:

¿Los gatos soñamos?
- Sí, sin duda, 27 votos (90%)
- No, imposible, 0 votos.
- No estoy seguro..., 2 votos (6,7%)
- Prefiero no contestar, 1 voto (3,3%)

Queda así confirmada, en opinión de la mayoría de nuestros humanos, la existencia de los sueños felinos, espacios íntimos llenos quizá de mullidos ratones, de ricas latitas y de veloces carreras... Quizá... Porque cada felino llenará su rinconcito onírico con lo que quiera, ¿o no?

Llegados a este punto simplemente nos queda enviar mil gracias a todos los que con vuestro paso por nuestra consulta habéis hecho posible que hoy estemos publicando estos resultados, siendo nuestros agradecimiento especial para los que como Anónimo, Luna y Zeus, Gatos y Gatunos, Mai, Okinawa y Gema han enriquecido nuestros sueños con algún que otro comentario.    

jueves, 28 de junio de 2012

Gatos efímeros: Hogueras 2012 (2ª parte)

Hoy, aunque con un poco de retraso, os traemos las fotos de los últimos gatos de las Hogueras 2012. Como ya os comentamos, la impresión general que nos ha quedado es que la densidad de población felina en esta ocasión ha sido menor que en ediciones anteriores, aunque lo cierto es que, gracias al esfuerzo de nuestros reporteros humanos, nuestro álbum gatuno no ha quedado tan desangelado como nos temíamos en un principio. Nutrido básicamente a partir de los monumentos infantiles, gatos y gatitos de cartón piedra se han postulado en esta ocasión como incondicionales amigos de los niños. Sea como sea, sirva esta recopilación como recuerdo a los ninots que durante unos días maullaron alto y claro por las calles alicantinas.

Los gatos también se mosquean... Hoguera Infantil Polígono San Blas.
¡Hello Kitty! Hoguera Infantil Mercado Central.
Agilidad felina... Hoguera Infantil Santa Isabel.
Gatito mimosón. Hoguera Infantil Avenida Loring-Estación.
¿Un café? Hoguera Infantil Sagrada Familia.
Gato con luna sobre farola. Hoguera Infantil Puerto de Alicante.
Gatito naranja.Hoguera Infantil Teatro Principal.
Y, por este año, esto ha sido todo. Conste que, en nuestra opinión, la presencia moderada de felinos quizá sea el motivo que justifique la afluencia masiva de ratones y ratas, componentes habituales de muchísimos de los monumentos e incluso del ninot infantil indultado de 2012. Pero esa historia con roedores como protagonistas será mejor que la contemos otro día... (Si es que la contamos... Ejem, ejem...)

Nota: Las fotos de los dos últimos felinos nos las ha enviado nuestra abuelita humana por parte de humana: ¡mil gracias! Y conste que los pilló a la crítica: si os fijáis, el pequeño naranjita ya aparece rodeado por la traca: ¡cosas de la fiesta!
----------